chorrillo

(redireccionado de chorrillos)

chorrillo

1. s. m. coloquial Acción continua de recibir o gastar una cantidad pequeña de algo con ese chorrillo de dinero te quedarás sin blanca.
2. Méx. MEDICINA familiar Diarrea, evacuación líquida de excrementos.
3. irse por el chorrillo coloquial Seguir la corriente o la costumbre siempre tuvo tendencia a entusiasmarse por la novedad, pero acabó yéndose por el chorrillo.
4. tomar el chorrillo de hacer algo coloquial Acostumbrarse a algo tomó el chorrillo de salir de noche todos los días de la semana.

chorrillo

 
Dim. de chorro.
m. fig. y fam.Acción continua de recibir o gastar una cosa.
Irse uno por el chorrillo.fig. Seguir la costumbre.
agr. Sembrar a lo largo de una línea, sin solución de continuidad.
Traducciones

chorrillo

SMsteady trickle
Ejemplos ?
El presidente Castilla, en su segunda época, veraneaba en Chorrillos, y cuando á las dos de la tarde arreciaba el calor, se iba por un par de horas á bordo; se arrellanaba en una mecedora en la toldilla de popa, el comandante le agasajaba con un vaso de refrigerante cerveza, y su excelencia, que siem- pre tuvo gran predilección jpor los marinos convocaba en tor- no suyo á los oficiales entregándose con ellos á expansiva con- versación, la que concluía al picar un guardián las cinco de la tarde, hora en que regresaba á tierra, llevándose siempre á uno de los oficiales francos para que le acompañase á comer.
Felices y desgraciados, todos gozan en ese lugar bendito, a donde nos lleva siempre una esperanza: esperanza de dicha, esperanza de alivio; pero siempre la esperanza, esa única felicidad verdadera. La vida que se tiene en Chorrillos es fantástica como un cuento de hadas.
n el camino real que corre entre Chorrillos y Lima, y en la parte intermedia entre las poblaciones de Miraflores y el Barranco, se ven aún tres casas de campo, más o menos arruinadas: una sobre la derecha del viajero que va hacia Chorrillos, y dos sobre su izquierda.
El señor Mac Iver propuso á su vez el trazado de la misma línea, con los siguientes puntos: “Punto de intersección del paralelo veintitrés grados Sur con la sierra Incahuasi, cerro de Pircas ó Peñas, Río de las Burras (punto á diez kilómetros próximamente de Susques), Abra Cortadera (camino de Susques á Cobre), cerro Tranca, Abra del Pasto Chilco, cerro Negro, al oriente del cerro Tuler ó Tugli, Abra de Chorrillos...
Dado en la Casa del Supremo Gobierno en Chorrillos a 25 de abril de 1836, 17º de la independencia y 15º de la república Luis José de Orbegoso Mariano de Sierra ---- Publicado en el Redactor Peruano, Lima, miércoles 27 de abril de 1836.
Era el 27 de abril, uno de los últimos de la temporada de Chorrillos. Nunca la villa de los palacios había tenido tantos huéspedes: nunca su delicioso baño estuvo tan concurrido.
Esto viene a ser como a las diez y media del día (59) cuando se cortó el combate, pero ai no más para Chorrillos sigueron pegando los demás compañeros porque en Chorrillos se estaban reuniendo todos los que se estaban arrancando (60).
Tenía un colegio en Chorrillos y se lo quemaron los chilenos el 79; puso un hotel en Río de Janeiro, y cayó el Imperio; estableció otro colegio en Guayaquil y se incendió junto con un hijo suyo, en el gran incendio que devoró esta ciudad; se vino a Chile y cayó la conversión y el viejo lloraba bajo su descolorida tapa porque le devolvieron en billetes un reducido depósito que el infeliz había hecho pocos días antes en relucientes monedas de oro.
Egidio Valentino, Astrana Lorenzo, Paolo Marsano, Paolo Risso, Giovanni Pali, Filippo Bargna, acusados de alta traición, de haber usado las armas contra los militares chilenos; fueron fusilados la mañana del 14 de enero del 1881, atrás las puertas del Panteón del viejo Chorrillos.
Figura retórica o verdad histórica, el hecho es que los perfumes de amor, virtud, heroísmo y muerte, que se desprendieron del incendio de Chorrillos, llenan aun el ambiente desde el polo Ártico hasta Magallanes, recordando el valor peruano y la crueldad chilena, en esos días de fúnebre dolor, que se conmemoran en las fechas que dejamos apuntadas al comenzar este capítulo (13 de enero de 1881) y que obligan al escritor imparcial a teñir la pluma en la sangre de mil mártires, para escribir con esa tinta terrible, una página gloriosa y tristísimo de la historia del Perú!...
En fin, al anochecer de ese día, Chorrillos estaba solitario, y por sus calles desiertas vagaban solo cuadrillas de perros, disputándose los restos de los interrumpidos festines.
Por la derecha, con 4.000 hombres que habían sido desembarcados cerca de Chira, a 4 millas de Chorrillos, y que fueron conducidos por sobre el cerro a la espalda de Chorrillos.