chorlito

(redireccionado de chorlitos)
Búsquedas relacionadas con chorlitos: cabeza de chorlito

chorlito

(Voz onomatopéyica.)
s. m. ZOOLOGÍA Ave de tamaño mediano y pico corto, con las partes superiores grises y las inferiores negras, que vive en pantanos, playas y tierras llanas y húmedas.
NOTA: Nombre científico: (Pluvialis, Charadrius, Chettusia y Squatarola.)

chorlito

 
m. zool. Nombre común de diversas aves caradriformes (géneros Pluvialis, Vanellus y Eudromias), de aspecto compacto y cuello largo.
fig.Cabeza de chorlito.

chorlito

(t∫oɾ'lito)
sustantivo masculino
zoología ave de tamaño mediano, gris y negra, y de pico corto El chorlito vive en pantanos y playas.
Traducciones

chorlito

piviere

chorlito

Regenpfeifer

chorlito

pluvier

chorlito

Plover

chorlito

Plover

chorlito

زقزاق

chorlito

普洛弗

chorlito

普洛弗

chorlito

SM chorlitejo SM (Orn) → plover
V tb cabeza B2
Ejemplos ?
La avifauna es muy variada y abundante, siendo comunes los loros barranqueros, cardenales, urracas criollas o pirinchos, halcones peregrinos, águila escudada, gavilán chico, palomas torcacitas, diversas especies de pájaros carpinteros y colibríes, diversas especies de patos, tordos, aguiluchos, cabecitas negras, reinas moras, reyes del bosque, venteveos, lechuzas, chorlitos, golondrinas (éstas en verano), zorzales, urracas, sietecolores, crespines, perdices etc.
Se desarrolla de esta manera un hábitat ideal para el desarrollo y mantenimiento de 350 especies de aves (loros, pelícanos pardos, guacamayas rojas, ibis, garzas, lechuzas, garcetas azules, pijijes, chorlitos), 150 especies de mamíferos (jaguares, pumas, ocelotes, tapires, monos, zaínos, venados, coatíes), más de 100 especies de reptiles (cocodrilos, serpientes, iguanas) y anfibios (ranita de vidrio, sapo venenoso) y unas 5500 de insectos.
Nidos de Chorlitos de Wilson sobre el Cayo Boca Chita, donde las zonas de anidación están cerrados durante la temporada de reproducción.
Emigra a grandes distancias, con el potente vuelo de sus puntiagudas alas. Es similar a otros dos chorlitos dorados de Eurasia y el Pacífico, respectivamente.
Una comparación de las fechas y los patrones migratorios conduce a la conclusión de que los zarapitos esquimales y los chorlitos dorados americanos fueron los aves costeras que más probablemente atrajeron la atención de Cristóbal Colón respecto a la cercanía del continente llamado América a principios de octubre de 1492, después de 65 días en el mar fuera de la vista de la tierra.
Una enorme cantidad de estos chorlitos fue exterminada a balazos (principalmente en Estados Unidos) a finales del siglo XIX y desde entonces la población nunca se ha recuperado totalmente.
Las patas son negras. En invierno pierden el plumaje negro y los chorlitos muestran un rostro amarillento y el pecho y el vientre blancos.
Se diferencian por sus escudetes frontales de distintas formas y colores. Los chorlitos son aves pequeñas o medianas con pico y patas largas.
En 1907 se realizó el primer campamento experimental en la isla de Brownsea, Bahía de Poole, Dorset, en la costa sur de Inglaterra, en el que participaron 20 muchachos separados en 4 patrullas; «Lobos», «Toros», «Chorlitos» y «Cuervos»; hijos de conocidos militares que hicieron campaña, en África o Asia, con Baden-Powell y de obreros de Londres.
Conversó con ellas un buen rato y, sacando adrede la tabaquera, se complació largamente delante de ellas en atascar su nariz de rapé por ambos conductos, mascullando para sus adentros: «Así, para que os enteréis, cabezas de chorlitos.
Nada menos: aprendan los malditos De las chochaperdices o chorlitos, Que, sin hacer a los jumentos guerra, Envainan sus picotes en la tierra; Y viva todo el mundo santamente, Sin picar ni morder en lo viviente.» «Necedad, disparate, impertinencia», Gritaba aquí y allí la concurrencia.
Apenas entró, cuando se vio rodeado de una bandada de pájaros: los unos, cuervos negros; otros, pavos reales; otros, chorlitos, y todos le aseguraban ser ellos el «Pájaro de la Verdad»; pero el niño no se dejó embaucar, sino siguió derecho, y descubriendo arrinconado al pájaro blanco a quien buscaba, le tomó, le abrigó en su pecho y se salió, no sin llevar sendos picotazos de los enemigos del «Pájaro de la Verdad».