chiste


También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con chiste: refran

chiste

(Derivado de chistar.)
1. s. m. Cuento breve, dicho o dibujo agudo y gracioso que hace reír contó unos chistes muy picantes.
2. Gracia, agudeza de ingenio. chispa
3. Gesto o palabras con que se ridiculiza a una persona o cosa o se engaña a una persona sin malicia. broma, chanza

chiste

 
m. Dicho agudo y gracioso.
Suceso gracioso y festivo.
Burla o chanza.

chiste

('ʧiste)
sustantivo masculino
1. dicho, cuento o dibujo que tiene intención de hacer reír un chiste de humor político
2. burla hecha a alguien hacer un chiste
Sinónimos

chiste

sustantivo masculino
gracia*, graciosidad, agudeza, chuscada, chirigota, cuchufleta, chascarrillo (col.), historieta, anécdota.
Chuscada, chirigota y cuchufleta acentúan el matiz de burla.
«Lo que constituye el chiste es la gracia; lo que constituye la agudeza es el ingenio
José Joaquín de Mora
Traducciones

chiste

Witz

chiste

blague

chiste

piada

chiste

نكتة

chiste

żart

chiste

шега

chiste

笑话

chiste

笑話

chiste

vtip

chiste

joke

chiste

농담

chiste

skämt

chiste

SMjoke
caer en el chisteto get the joke, get it
dar en el chisteto guess right
hacer chiste de algo tomar algo a chisteto take sth as a joke
tiene chisteit's funny
no veo el chisteI don't get it
chiste verdeblue joke, dirty joke
Ejemplos ?
Ya en 1816, poetas de reputación, como el frauciscano Chue- cas y los clérigos Larriva y Elchegaray, no desdeñaron escri- bir en listines de toros, como lo han hecho, en tiempos de la república, Pardo, Segura, Juan Vicente Camacho, su herma- no Simón y otros muchos distinguidos alumnos de las musas. Listines conocemos de indisputable mérito literario, salpicados de chiste y agudeza epigramática.
Y es que el chismoso matalascallando, mosquita muerta, ha logrado la atención de sus congéneres con argucias humorísticas que se toman el aire de alta sátira y han encontrado apoyos comerciales que los imponen, aunque sus intentos no lleguen ni a caricaturas (¿Sabrán de Petronio 66; Apuleyo, 158; Boccaccio, 1353; Villón, 1463; Rabelais, 1532, 1534, 1546, 1564; Quevedo, 1626, 1627, 1648; Villiers de l’Isle-Adam, 1886; Jarry 1896, 1911 o Joyce, 1922; por citar algunos, según obligan las serias jerarquías investigativas ?). Los chismosos ponen cara de chiste, pues de no ser así, serían inaguantables para la sociedad de la diversión.
En su gloria, el joven, besaba de vez en cuando el gollete de un porrón medianero, y no olvidaba chiste, entre los lucidos fraseos de barajar.
Todos oían el himno de los astros que descubrió Pitágoras; sólo él, Aquiles Zurita, estaba privado, por sordera intelectual, de saborear aquella delicia; pero en compensación tenía el consuelo de gozar con la fe de creer que los demás oían los cánticos celestes. No había acabado de decir su chiste el profesor de las gafas, y ya Zurita se lo había perdonado.
Y es de notar que el tío Merlín jamás era explícito en sus dictámenes, y que sus admiradores, al repetir a otros las ocurrencias del célebre viejo, apenas hallaban por donde cogerlas; y es claro: el tío Merlín, como casi todos los decidores del mundo, tenía todo su chiste en aquello que callaba, y lo que callaba era lo más importante.
No lo habrá más perdido, ni más holgazán, ni más simpático. Es de los que se hacen querer, no sólo por sus franquezas y alegrías con todo el mundo, sino por su labia y chiste.
LA MONJA ¿Tardé mucho? DON JUAN (¡Vaya un chiste!) No hay para qué hablar ya de ello, puesto que al cabo vinisteis. LA MONJA ¿Sabe lo que digo, hermano?
¡Shhh! ¡No se rían tan fuerte! ¡Es que nos contó, un chiste! Y el hormiguero humano continúa inacabable su procesión. Las arterias citadinas revientan en su kermes.
Te encerraré en mi jaula de lodo que parece oro y cuando me encuentre muy aburrido, te lanzaré a pelear con mis animalitos los dragones. Y se carcajeaba como si disfrutara de un chiste magnífico.
(C’est un con.) De seguro por su promoción-inglesa le quitaron lo sereno de Papa Noel y lo hicieron un copión que de todo se ríe, como insulso chiste yanqui.
Merengueda dijo sonriendo: -No está mal. Y Miguel Paleólogo tuvo la virtud de pueblo de no comprender el chiste. -¡Qué barbián es ese Paco!
También pasaban rechinantes carros arrastrados por pequeños cebúes despojados de su rabo por una infección que permite salvar al buey sacrificando su cola. Yo conocía un chiste muy divertido respecto al buey y su cola, pero ahora no lo recuerdo.