chisme


También se encuentra en: Sinónimos.

chisme

1. s. m. Noticia o rumor que se cuenta por placer o para criticar, y que hace referencia a lo ajeno y privado o que se quiere mantener en secreto con extrema rapidez corrió el chisme de su cese. bulo, cuento, habladuría, hablilla, intriga, lío
2. Objeto de pequeño tamaño de denominación imprecisa su bolso siempre está lleno de chismes. cachivache, chirimbolo, trasto
3. despectivo Aparato que no proporciona el rendimiento esperado aquel chisme dejó de funcionar a los cuatro días.

chisme

 
m. Noticia verdadera o falsa con que se pretende meter discordia o murmuración.
fam.Baratija o trasto viejo.

chisme

('ʧisme)
sustantivo masculino
comentario no verificado de carácter negativo que circula entre la gente un chisme jugoso
Sinónimos

chisme

sustantivo masculino
1 cuento, historia, murmuración, reporte, insidia, enredo, lío, hablilla, habladuría*, parlería, rumor, mentira, voz, chispazo (col.).
Voz aparece en la expresión correr la voz.
Traducciones

chisme

Klatsch

chisme

drby

chisme

sladder

chisme

juoru

chisme

trač

chisme

うわさ話

chisme

가십

chisme

roddeltje

chisme

sladder

chisme

plotka

chisme

fofoca

chisme

skvaller

chisme

การนินทา

chisme

dedikodu

chisme

chuyện phiếm

chisme

闲话

chisme

клюки

chisme

閒話

chisme

SM
1. (= cosa) → thing
¿y este chisme para qué sirve?and what's this thing for?
tiene la cartera llena de chismesher bag is full of all sorts of things o bits and pieces
un chisme para cortar metala thing o whatnot o thingummyjig for cutting metal with
2. (= cotilleo) se sabe todos los chismeshe knows all the gossip
me contó un chisme sobre Juanshe told me the gossip about Juan
Ejemplos ?
Escribió el arzobispo de Andrinópoli, embajador en Inglaterra, al rey don Fernando un chisme que se lee en su carta, que anda manuscrita, tan larga como artificiosa.
No Argentina, en mi condado No hay objeto que me importe Lo que tu amor regalado; Díme pues ¿quién te ha enojado? ¿Algun chisme de la corte (156) De alguna dama envidiosa O de algun necio me infama?
SEMIÓTICA DEL CHISME Cuando Hitchcock realizó su magistral “ La ventana indiscreta ” y dio pauta a la parodia clavillacesca “ El chismoso de la ventana ”, el estereotipo del mirón-fisgón-metomentodo, con su obsesivo afán de inocular vidas ajenas, marcó uno de sus hitos y arranques para lo que hoy se ha convertido en un filón mercadotécnico de venta y atención distractora, tanto en el negocio literario como en el denominado del espectáculo.
Otro que tal llevó idéntico chisme á don Francisco Bazo y Yillanueva, mancebo de veintiún años, seminarista ordenado de cuatro grados, y que había merecido del virrey inglés el título de sacristán mayor de Cajamarca, empleo nominal muy codiciado, pues daba honra y pequeña renta sin ocasionar la menor fatiga.
—¡Te ha de alumbrar muerto, zafao!—contestaba ella riendo al uno; y al otro:—¡largá lo ajeno, indino!; y al de más allá:—¡a ver si aflojás el chisme, mamón!
Se dicen... ¿Y quién nunca ha estado en el centro de un chisme? Personaje o narrador, la verborrea de los comunicadores distorsionantes y manipuladores no perdona a nadie: del Papa hasta el sacristán; del rey hasta el paje; del sabio hasta el salvaje; del héroe hasta el truhán.
viajar... Qué chisme más molesto es el paraguas... Calla, ¿qué es esto?» Y se detuvo a la puerta de una casa donde había entrado la garrida moza que le llevara imantado tras de sus ojos.
De tarde, antes de que llegasen sus amigos, dictaba a un tierno amanuense las escenas de su drama inédito La nube negra, o capítulos de su novela de la sociedad habanera, donde están, como flagelados con rosas, pero de modo que se les ve pestañear y urdir, los héroes de la tocineta y del chisme y del falso dandismo.
Según mi razón, escogí este chisme; según mi fe y mi conciencia, seguí la bandera de Jesús, y aunque hay muchas cosas que cambian y mejoran, no pueden variar las condiciones principales que debe tener un sombrero de copa alta, ni puede haber moda que eclipse la gloria de Cristo.
¡Vaya una profesión perra y barrabasada! Lo particular es que toda socia era vieja como el pecado, fea como un chisme y con pespuntes de bruja y rufiana.
Luego su cartera y blandió su pluma estilográfica. «He aquí un chisme utilísimo –se dijo–; de otro modo, tendría que apuntar con lápiz el nombre de esa señorita y podría borrarse.
En fin, al ser de día, el religioso corrió la posta trece por entero y de la moza el chisme cosquilloso puso como de patos bebedero.