chillo

Traducciones

chillo

SM
1. (CAm) (= deuda) → debt
2. (Caribe) (= muchedumbre) → rabble, mob
3. (Andes) (= ira) → anger; (= protesta) → loud protest
Ejemplos ?
Pepín Barquera, muy compungido, a dos pasos de la viuda... Por poco le chillo: «Consuélala, cena a oscuras, que costumbre tienes...» -¡Qué atrocidad!
El joven jesuita debió recibir una gran impresión de este territorio, que recordó luego en el poema A un salto por donde se despeña el arroyo de Chillo, y también en la Invectiva apologética, una reflexión sobre la creación poética en la que aludió a la hacienda que la Compañía tenía en Chillo.
Amos a ver, prencipia... ¡No seas burro!... ¡Miá que chillo!... Prencipia cuanto antes. —Yo te voy a fundir en una urnia, cacho e cielo dorao de la tarde; yo te voy a fundir en una urnia pa que no te dé'l aire.
La obra de Domínguez Camargo La mayor parte de las composiciones líricas de Hernando Domínguez Camargo se publicaron en el Ramillete de varias flores poéticas, de Jacinto de Evia (1676). Allí hallamos, entre otras, A la Pasión de Cristo y la ya citada A un salto por donde se despeña el arroyo de Chillo.
Padre Carlos (Archibaldo Larenas): Es el Padre que estuvo ahí en la educación de Ana en el convento. Ramon: (Alberto Swetcher): Es el chillo de Ana Maria.
En 1783 fue electo alcalde de segundo voto del cabildo de Quito, y como tal remató las propiedades jesuítas de la hacienda Chillo.
Muy afectuoso con sus hijas adoptivas, dejó a Mercedes la hacienda de San Francisco en Urcuquí y la casa llamada "de Corte"; a Camila le dejó Cunchibamba Chiquito y a Carmen Cotogcha en Chillo.
Su esposa testó el 24 de octubre de 1845, ante Castrillón, y declaró que sus joyas estaban avaluadas en 8.000 pesos, poseía 6 casas en Quito y 12 propiedades rurales: Tilipulo, Saquisilí, La Calera, Maca, Mulaló, Pomasqui, Mulinliví, San Juan, Santa Rosa de Chillo, Pasochoa, Rumipamba y una quinta en Pomasqui.
Heredó la hacienda de Cotogchoa en Chillo, la cual arrendó en 1873 a José Vega; en 1899, hizo sociedad agrícola con José Justiniano Estupiñán; en 1900, cedió aguas a don Víctor Gangotena para sus haciendas de Satna Ana y San Nicolás de Chillo y, en 1903, la arrendó al mismo Estupiñán.
El 13 marchó por el camino de Limpiopongo, ascendió a las faldas del volcán Cotopaxi donde acampó. El 17 descendió al valle de Chillo.
Tiene hábitos arborícolas y diurnos. Su alimentación es frugívora/granívora y escansorial. Ojeda, R. A., Chillo V., G. B. Diaz Isenrath –eds.- (2012).
La más conocida entre ellas es el llamado Complot de Navidad, que tuvo lugar durante una reunión efectuada en la Hacienda Chillo-Compañía, propiedad de Juan Pío Montúfar, II marqués de Selva Alegre.