Ejemplos ?
Siendo un chatria por nacimiento, fue educado y preparado militarmente, y según la tradición sakia estaba obligado a pasar pruebas para demostrar su valía como guerrero y poder casarse.
En la India se cree que el Sakiamuni debió haber nacido en un día de luna llena en el mes de Vaisaka (entre abril y mayo), como un chatria, era hijo de Sudodana, el elegido jefe de la nación Sakia, cuya capital era Kapilavastu, la cual, durante la vida del Buda Gautama, fue anexada posteriormente al creciente reino de Kosala.
El sabio se sintió satisfecho por su humildad y devoción y les dio como premio un palacio mágico de oro y predijo que tendrían un nieto dotado de gran energía, Vishuamitra, que a pesar de ser un chatria se convertiría en un brahmán.
En la India, Kaushik o Kaushika es un gotra (clan, familia) de la casta chatria, que afirma ser descendiente del sabio Vishuamitra, que era llamado Kaushik ('descendiente de el rey Kushik').
En un relato que se encuentra en los capítulos 52 a 56 del «Anushasana parva» del Majabhárata (texto épico-religioso del siglo III a. C.), el rey chatria Kushika y su reina realizaron varias tareas domésticas para el sabio brahmán Chiavana durante 21 días.
La jauhar fue practicada al interior de la clase guerrera Chatria para evitar el destino de sometimiento, esclavitud, violación o masacre a manos de las fuerzas invasoras.
El gran maestro Chandrakirti más tarde defendió la postura de Buddhapalita y refutó a Bhavaviveka. Bhavaviveka nació al este de Magadha en India en una familia Chatria (otras fuentes lo ubican en "Mālaya-ra", India del sur).
akia fue un clan indio de la dinastía solaruna expresión exacta derivada sería: «de Sajijaya vendrá Sakya, de Sakya vendrá Suddhoda, y de Suddhoda vendrá Langala, por ejemplo Rahula (como el Buda Sidarta abdicó al trono), de Langana vendrá Prasenajit y de Prasenajit» del tipo chatria (guerrera) del antiguo periodo védico (c.
Si un shudra mata a un vaisia, debe darle cien vacas en caridad a los brahmanes. Si un shudra mata a un chatria, debe darle mil vacas en caridad a los brahmanes.
Al punto desembocó de la selva un cazador, un hermoso chatria, semejante a una estatua de cobre dorado, de negras pupilas, ágil y esbelto, con su arco empuñado aún.
Ya le suponía en Benarés, ya en Delhi, ya en Calcuta, ya en otros lugares de la India, pero siempre noble, joven y hermoso, y chatria o brahman, cuando no príncipe.
El cazador contempló con desprecio al penitente.¿Qué podía dar aquel haraposo? La tiara que le resplandecía en la frente, para el chatria era invisible.