chato

(redireccionado de chatos)
También se encuentra en: Sinónimos.

chato, a

(Del lat. vulgar *plattus, aplanado < gr. platys, plano.)
1. adj. Se aplica a la nariz que es aplastada y poco prominente.
2. adj./ s. Que tiene la nariz con este aspecto la chata desesperaba ante cualquier mención sobre su defecto.
3. Que tiene poco relieve o elevación clavo chato.
4. s. m. coloquial Vaso bajo y ancho de vino u otra bebida usado en bares y tabernas.
5. Bebida que se toma en este vaso.
6. s. Apelativo cariñoso para referirse a una persona ¡qué tal, chata!

chato, -ta

 
adj.-s. Que tiene la nariz poco prominente y como aplastada.
adj. Díc. de la nariz de esta figura.
Sin relieve, con menos elevación que las cosas de la misma especie.
m. Vaso bajo y ancho de vino u otra bebida.

chato, -ta

('ʧato, -ta)
abreviación
1. nariz que es plana o tiene poco relieve El niño tiene una nariz chata.
2. que es más plano o bajo que otras cosas de su misma clase una casa chata

chato, -ta

('t∫ato, -ta)
abreviación
1. persona, animal que tiene la nariz aplastada y poco prominente un perro chato
2. nariz que es aplastada y poco prominente Tiene la nariz chata.
3. que tiene poca elevación automóvil chato
4. persona que tiene poco nivel intelectual o moral hombre chato de pocas aspiraciones

chato, -ta

('ʧato, -ta)
abreviación
1. nariz que es plana o tiene poco relieve El niño tiene una nariz chata.
2. que es más plano o bajo que otras cosas de su misma clase una casa chata

chato, -ta

('t∫ato, -ta)
abreviación
1. persona, animal que tiene la nariz aplastada y poco prominente un perro chato
2. nariz que es aplastada y poco prominente Tiene la nariz chata.
3. que tiene poca elevación automóvil chato
4. persona que tiene poco nivel intelectual o moral hombre chato de pocas aspiraciones
Sinónimos

chato

, chata
adjetivo
Traducciones

chato

low

chato

plat

chato

شقة

chato

płaski

chato

плосък

chato

platt

chato

แบน

chato

A. ADJ
1. [nariz] → snub
2. (= plano) [objeto] → flattened, blunt; [barco] → flat
3. (Arquit) → low, squat
4. (Andes, Chile) [persona] → short
5. (Méx) (= pobre) → poor, wretched
quedarse chatoto be disappointed (con at)
B. SMtumbler, wine tumbler
Ejemplos ?
Sabía por cual secreta ley las rocas alpestres se levantan y parten en agujas tan atrevidas, puntiagudas y escuetas, mientras las sierras del mediodía de España se aplanan en chatos mamelones, figurando que una mano fuerte les impidió ascender y las redondeó con las redondeces de un seno turgente, henchido de licor vital.
Cada uno de esos pedazos de metal recortados y chatos de figura de martillo es un tenedor; cada uno de los de cabeza redonda, como una moneda muy grande, es una cuchara, ¿Que cómo se le sacan los dientes al tenedor?
Bajo la toldería de calaminas tostadas por el sol, una vasta sociedad de taberneros y rufianes hervía como gusanera en los chatos burdeles donde gemían tantas esclavas como lo había sido la gitana en su adolescencia.
Compadezco al galán que por carencia de narices no pudo disfrutar del perfume de esa rosa pitiminí. Flores tales no las hizo Dios para los chatos.
-Aquí me tiée usté, señor Toño -exclamó al ver penetrar a éste en la taberna Paco el Churumbela, que entreteníase en despabilar lentamente algunos chatos colocados sobre la mesa, en correctísima formación.
Aquellos faroles eran lenguas de llama que le gritaban «¡vítor!», y la innúmera muchedumbre que llenaba las calles, que se esparcía por las orillas del río y lo surcaba en barquitos chatos, en juncos estrechos, ascuas de lumbre sobre el agua aceitosa, alzaba un himno a su valor sublime, y al de los que yacían en el fondo del abra, entre los restos de los inmolados cañoneros, perdidos allí para que el enemigo no pasase.
Usamos moño, y sombrero de pico, y calzones anchos, y blusón de color, y somos amarillos, chatos, canijos y feos; pero trabajamos a la vez el bronce y la seda: y cuando los franceses nos han venido a quitar nuestro Hanoi, nuestro Hue, nuestras ciudades de palacios de madera, nuestros puertos llenos de casas de bambú y de barcos de junco, nuestros almacenes de pescado y arroz, todavía, con estos ojos de almendra, hemos sabido morir, miles sobre miles, para cerrarles el camino.
Se veían brahmanes con turbantes chatos como la torta de una vaca; músicos con tamboriles revestidos de pieles de serpiente y trompetas en forma de cuerno de elefante; chicos descalzos, de vientre hidrópico y desnudo; sacerdotes budistas con la cabeza afeitada; parias cubiertos de polvo como lagartos y más desnudos que monos; jefes candianos, tripudos, con grandes fajas recamadas en oro y sombreros descomunales como fuentones de plata.
A mí to el mundo me estima, probes y ricos, chatos y narigones, y lo único que me falta en el mundo pa yo reírme de la pena, es usté, usté, y sin usté no quieo pa na la vía, ni al probetico embarsamao, ni mi gata morisca, ni mi potro alazán, ni mi perro perdiguero.
-Pos muchas gracias, señá Lola, y que le conste a usted que tamién estoy yo la mar de contenta, y no dirá usté que no alterno que hier tarde me bebí na más que seis chatos y escupí por lo menos dos millones.
Durante algunos instantes permanecieron en silencio ambos amigos, silencio que fue el primero en romper el Muñequero: -Pos mira: lo mejor que hacemos es agüecar el ala y dirnos a ca del Frescales a tomarnos dos chatos del de los Moriles, que nos caerán la mar de requetebién, porque es que yo no he visto bálsamo más archisuperior pa cuando uno tiée pintaos al negro humo toítos los interiores.
En casi todas las puertas sonaban el acordeón con su chillona melancolía, la guitarra con su rasgueo soñador, el canto a coro desentonado y estridente, y algunas veces, en las esquinas, estallaba una tempestad de aullidos, el estrépito de la lucha cuerpo a cuerpo, y los antipáticos perros chatos chocaban sus amenazantes cabezas de foca, hasta que el silletazo de algún vecino de buena voluntad los ponía en dispersión.