chatón

(redireccionado de chatones)

chatón

(Del fr. chaton, piedra engastada < germ. *kasto, caja.)
s. m. INDUMENTARIA Y MODA Piedra preciosa de gran tamaño engastada en una joya.

chatón

 
m. Piedra preciosa gruesa engastada en una joya.
Traducciones

chatón

SMlarge mounted stone
Ejemplos ?
Al morir dejó al menos dos collares de chatones: el primero, al que se refiere denominándolo "el más grande", lo recibió en usufructo de Alfonso XIII el día de su boda.
Este collar, realizado por Ansorena se formó a partir de una gargantilla de 30 chatones tallados en forma redonda, engastados a la rusa y montados en platino.
Conocida también como la diadema de las conchas por sus motivos marinos, representa el mar a través de las conchas y la espuma de las olas por la sucesión de las perlas pinjantes en forma de pera. El Collar de Chatones: También lo lucio la Reina Victoria Eugenia en su enlace.
Unos botones de brillantes, denominación que en la época se daba a los pendientes que no cuelgan, igualmente debidos a los talleres de Ansorena, y que van a juego con el collar de chatones.
Es una pieza de orfebrería mozárabe con forma de cruz griega, equilátera (49 x 49 cm x 0,4 cm de grosor), realizada en un material no noble, azófar u oricalco; es decir: latón. Los chatones de pedrería que la adornan, treinta en total, son de poco valor y no tienen carácter simbólico.
En el primero de ellos se lee: “Las alhajas que recibí en usufructo del Rey Don Alfonso XIII y de la misma Infanta Isabel, que son: Una diadema de brillantes con tres flores de lis El collar de chatones más grande El collar con treinta y siete perlas grandes Un broche de brillantes del cual cuelga una perla en forma de pera llamada “La Peregrina” Un par de pendientes con un brillante grueso y brillantes alrededor Dos pulseras iguales de brillantes Cuatro hilos de perlas grandes Un broche con perla grande gris pálido rodeada de brillantes y del cual cuelga una perla en forma de pera.
File:Queen Victoria Eugenia of Spain.jpg Retrato de la reina Victoria Eugenia portando la diadema de las lises, el collar de chatones de diamantes y las esmeraldas regalo de la emperatriz Eugenia de Francia.
¡Tantas veces va el cántaro!... Y éste no repara: lo mismo envía en descubierto una rivière de chatones que un broche de perlillas de cien pesetas...».
Primeramente estas tus crines muy bien peinadas te adornaré con mis joyas, que me dio mi esposo; en tu frente peinada te haré una partidura; las cerdas de tu cola, que por negligencia están revueltas y mal curadas, con mucha diligencia las puliré y ataviaré: todo te adornaré con chatones de oro, que relumbres como las estrellas del cielo, como cuando en algún triunfo el pueblo sale con mucha pompa y gozo a recibir al que triunfa; de continuo traeré en el seno, debajo de la vestidura de seda, avellanas y otros manjares delicados para engordar a ti, mi salvador y conservador; pero entre estos manjares y la perpetua libertad que tendrás, la cual es felicidad de toda la vida, no te faltará gloria de tu honra.
Ya no cabía duda; faltaban de allí todas las joyas, las hereditarias y las nupciales. Rama de diamantes, sartas de perlas, collar de chatones, broche de rubíes y diamantes...