chancillería

(redireccionado de chancillerías)

chancillería

s. f. HISTORIA Antiguo tribunal superior de justicia.

chancillería

 
f. Importe de los derechos que se pagaban al canciller por su oficio.
Traducciones

chancillería

chancery

chancillería

Kanzlei

chancillería

chancellerie

chancillería

Chancery

chancillería

Chancery

chancillería

Chancery

chancillería

SFchancery
Ejemplos ?
Todos llevan togas. En todo lo referido son uniformes las chancillerías; diferéncianse en un tribunal particular que tiene cada una.
Alcaides de los Castillos, Casas fuertes y llanas; y a los del mi Consejo, Presidentes y Oidores de las mis Audiencias y Chancillerías...
85.- La Republica cristiana de las Indias en lo temporal, se divide y subdivide, como de suso está dicho, en las provincias, miembros y partes siguientes: Provincias de Virreyes, Provincias de Audiencias y Chancillerías...
19.- La descripción de la republica cristiana en lo temporal con la división y subdivisión de provincias en que está repartida, conviene a saber, provincias de Virreyes, de Audiencias y Chancillerías Reales...
he tratado de las justicias ordinarias destos reinos y de su jurisdicción, y en éste lo haré de las audiencias, Consejo de Navarra y chancillerías, que es a donde van las apelaciones de dichas 45 justicias.
7.- Los nuestros Virreyes, Presidentes, Audiencias, e Chancillerías, e los Gobernadores, Alcaldes Mayores, Corregidores, Alcaldes Ordinarios, Consejos de Españoles y de Indios, y los Caciques y principales dellos, cada uno en su jurisdicción y distrito, (lugar, y sitio); deben mandar hacer y hagan la dicha averiguación y descripción.
En las presidencias han aprobado bien algunos, particularmente en las chancillerías, donde casi se ha asentado que lo hayan de ser, y no hay duda sino que es calidad conveniente concurriendo las principales, y en la de Castilla también se han experimentado buenos efectos.
Y para cumplimiento de la dicha cesión, su Majestad ha absuelto, descargado y dispensado, y absuelve, descarga y dispensa á todos los arzobispos, obispos, abades, prelados y otros eclesiásticos; duques, príncipes, marqueses, condes, barones, gobernadores, almirantes, comandantes, capitanes y otros oficiales y jente de guerra de marina que fueren naturales de Sicilia, y de gobierno; superiores, presidentes, majistrados y otros miembros de sus consejos, chancillerías y justicias...
A los prelados, duques, marqueses, condes, ricos hombres, priores de las Ordenes, comendadores y subcomendadores y alcaydes de los castillos y casas fuertes y llanas, y adelantados y merinos y tenientes de qualesquier ciudades, villas y lugares, e a los presidentes y oidores del nuestro Consejo e de nuestras audiencias y chancillerías, e a los correjidores, alcaldes, algua ciles, justicias, veintiquatros, caballeros, jurados, oficiales y buenos de todas las ciudades, villas y lugares en mis reinos y señoríos, y a todos los otros mis vasallos y súbditos y naturales de qualquier estado, condición y dignidad y preheminancia que seades, y cada uno y qualquier de vos, salud y gracia.
y los señores de su Real Consejo, Chancillerías y Audiencias de España e Indias, o ante cualquier caballero que viniese con su real comisión a las provincias del Perú, cómo dejaba en estas provincias de la Nueva Extremadura el mejor recabdo que podía para que la sustentasen en servicio de V.
13.- Cualquiera de nuestros súbditos y vasallos que estuvieren e residieren o anduvieren por cualquiera parte de las Indias, que supieren y entendieren las cosas dellas, les encargamos y mandamos que hagan relaciones ciertas, (consiertas) y verdaderas, y las invien ante Nos al nuestro Consejo, o a las Audiencias y Chancillerías de las Indias o las den a los nuestros Gobernadores para que nos las envíen, de que recebiremos mucho servicio, e según el que en esto nos hicieren, le mandaremos hacer gratificación o merced de lo fecho.
No se ha visto ahorcado receptor, escribano ni alguacil, ni se ha visto cabeza cortada de corregidor, alcalde, ni de ministro de ahí arriba, con lo cual no puede haber escarmiento ni justicia donde falta, porque nuestra inclinación es mala y nos lleva siempre a lo peor; y la ocasión, con la mano y poder de los ministros, es mayor y así mayores los daños que con ella se ejecutan, y sin escarmiento imposible totalmente el remedio. 40 De las chancillerías y Consejo de Navarra Señor.