chamizo


También se encuentra en: Sinónimos.

chamizo

(Derivado de chamiza.)
1. s. m. Árbol o leño medio quemado o chamuscado recogieron algunos chamizos para alimentar la lumbre.
2. CONSTRUCCIÓN Casa o choza con el techo cubierto de chamiza se resguardaron en el chamizo hasta que cesó la tormenta.

chamizo

 
m. Árbol medio quemado o chamuscado.
Leño medio quemado.
Choza cubierta de chamiza.
fig.Tugurio sórdido.
Sinónimos

chamizo

sustantivo masculino
Traducciones

chamizo

SM
1. (= cabaña) → thatched hut
2. (= chabola) → shack
3. (= mina) → illegal coalmine
4. (= leño) → half-burned log; (= árbol) → half-burned tree
Ejemplos ?
Tiene una altura media de 600m sobre el nivel del mar. Su punto más elevado es "El Chamizo" con una altura de 1637m. La vista desde la cumbre es espectacular y nos permite hacernos una idea de la orografía de la comarca.
Entre los puntos más destacados se encuentran El Chorro, manantial natural de agua muy apreciada por los visitantes; la dehesa de Hondonero, en la cual se pueden disfrutar de un tranquilo día en la naturaleza, las diferentes cuevas y abrigos, como la del Malnombre en donde se han encontrado pinturas rupestres, la zona de la Maera en donde se encuentra el popularmente llamado “Tajo de la Maera” en el que se puede practicar la escalada (lugar preferido por los mejores escaladores del mundo) y el rappel, y como no el pico del Chamizo que con 1.641 m de altura es el más alto de la comarca.
El tercer single cuenta con el mismo equipo y prosigue la temática campestre en las canciones «Junto al Guadiana» y «Al pasar po'l arroyo», con letra del poeta Luis Chamizo.
La escritora y dramaturga Ramona Yanes. En 1921, el escritor extremeño Luis Chamizo Trigueros viajó a Guadalcanal por motivos personales.
Añadiré que las poesías de Chamizo, las palabras que él saca de la conversación del pueblo, el sentir de éste, expresado a maravilla en su tosquedad ruda, nos explica aquellos casos de Hernán Cortes y de los Pizarro, así como de los otros que les acompañaron y siguieron en las epopeyas inmortales.
No cabe en estas páginas sino la indicación de los temas, porque, aparte de no hallarme yo preparado para estudio semejante, he de ser breve y aún tengo algo que decir acerca del autor de este libro. Sabed que Luis Chamizo es ocasionalmente poeta y fundamentalmente tinajero.
Es toda una historia familiar que yo quiero que quede aquí apuntada. El padre de Chamizo comenzó su vida pobremente. Era un hombre bueno, era un hombre valeroso.
Quedamos, pues, en que la tinaja oronda fue una fórmula del casticismo antiguo y que Chamizo el padre, el inventor de la tinaja cilíndrica, fue un revolucionario.
Y además dignifica, ennoblece, cubre de gloría esas maneras de la actividad espiritual de su pueblo, y hoy, cuando los bien entendidos otorguen a Chamizo su aplauso, como yo se lo otorgo/ deberán sentirse alegres y contentos los hombres de la montanera, los labriegos de la Extremadura, los que el poeta ha sacado a la luz del aplauso en sus pasiones y en sus quereres, recios como la encina, luchadores como los que crearon su antiguo linaje: Y sus dirá tamién cómo palramos los hijos d'estas tierras, porqu'icimos asina: jierro, jumo y la jacha y el jigo y la jiguera.
Y ésta es una cadencia en que Chamizo anuncia su programa. Cada uno de los poemas que forman este libro significa una modalidad espiritual de las composiciones extremeñas.
Véase cómo ahora surge a la consideración de los curiosos una nueva manera del estilo, el que predomina en una dilatada región española. El poeta Chamizo tiene el secreto de la expresión brava.
Todo es grande, fuerte, potentísimo... El libro de Chamizo no es de los que se dejan dormir en la estantería de la biblioteca. Quien comience la lectura, la continuará y la dará fin y no se olvidará más de ella.