CF

Cf

 
quím. Símbolo químico del californio.
CFCategoría Futbolistas
CFClub Femesala
Ejemplos ?
Aug., Contra Faustum 26,3s,6s. 46. Jn 19,35. 47. In Mt. prol. 48. Ep. 78,1,1; cf. In Mc. 1,13-31. 49. S. Aug., Contra Faustum 26,8. 50. Cf.
Aug, Serm. 179,1. 23. S. Greg. M. Reg. past. 3 24 (al. 48). 24 Cf. Act. 1,1. 25. 1 Tim 4,16. 26. S. Hier., In Mich. 1,10. 27. Conc.
Más aún: parece que Dios tiene especial predilección por los infelices. Y así Jesucristo llama bienaventurados a los pobres Cf. Mat.
Felipe, eleyto de Sevilla, conf. D. Aboabdille Abeymatar, Rey de Granada, vasallo del Rey, cf. D. Aparizio, Obispo de Burgos, cf.
(11) Hech 10 38. (12) 1 Jn 3,16-18. (13) Cf. Lc 10,30ss (14) San Agustín, De moribus Ecclesiae catholicae I 30: PL 32,336. (15) 1 Cor 9,22.
Igualmente la razón declara que la doctrina evangélica brilló aun desde su origen por ciertos prodigios, como argumentos ciertos de la verdad, y que por lo tanto todos los que creen en el Evangelio no creen temerariamente, como si siguiesen doctas fábulas (cf.
-Sepan, pues, muy bien los afortunados de este mundo que las riquezas ni libran del dolor, ni contribuyen en nada a la felicidad eterna, y antes pueden dañarla Cf.
Mat. 19, 23-24.; que, por lo tanto, deben temblar los ricos, ante las amenazas extraordinariamente severas de Jesucristo Cf. Luc.
La denominación procede de las palabras vascas euskara + herri, literalmente “el país del euskara o del vascuence”, donde puede reconocerse la forma euskal, corriente en composición (cf.
Para evitar pues confusiones y circunloquios, y por mor de mayor precisión expresiva de la que tendría de otro modo, he considerado detenidamente el tema con un par de amigos y, con su asistencia y colaboración para disponerlos, 1 Cf.
y hacía muchas peregrinaciones misteriosas a las ruinas de Babilonia, las criptas de Memfis y los esteriles páramos llenos de diablos de los grandes desiertos del sur de Arabia -- el Roba el Khaliyeh, donde afirmaba haber hallado señales de cosas más viejas que la raza humana, y aprendido la adoración de Yog-Sothoth y Cthulhu. El libro fue un resultado de la vejez de Abdul, que pasaba en Damasco, y el título original fue Al Azif -- azif (cf.
5, 3.. A quienes están en trabajo o aflicción, dulcemente los invita a buscar consuelo en Él Cf. Mat. 11, 28.; con singular amor abraza a los débiles y a los perseguidos.