cesariense

cesariense

 
adj.-s. De Cesarea, nombre de diversas ciudades ant., fundadas o embellecidas por emperadores romanos.
Ejemplos ?
III,39,13); pone además en tela de juicio el hecho de que fuese auditor directo del apóstol Juan: después de haber seguido en su Crónica el parecer de san Ireneo y de san Jerónimo, se aparta de éstos en su Historia, fundando su opinión en las primeras palabras de la obra de Paupías (III,39,2); según el obispo cesariense, Papías no fue discípulo de Juan el Evangelista, sino de Juan el Presbítero.
Como otro ejemplo de cuánto confiaba Adriano en Turbo, le puso a cargo de dos provincias en el Norte de África, la Mauritania Cesariense y la Tingitana.
Su desembocadura ha sido declarada sitio Ramsar. En la antigüedad constituyó el límite entre las provincias romanas de Mauritania Tingitana y Mauritania Cesariense.
En 289 el administrador de Mauritania Cesariense tuvo un respiro tras combatir a las tribus de la zona, pero pronto volvieron las incursiones.
Hacia el año 288, Diocleciano separó la parte oriental de Mauritania Cesariense, creando una nueva provincia denominada Mauritania Sitifense.
Siete provincias —cuatro consulares, tres praesides — fueron designadas: Cabe suponer que Mauretania Tingitana, tradicionalmente parte de las diócesis de España (entonces bajo control visigodo), desapareció temporalmente como una provincia separada en el arreglo de Justiniano y se fusionó con Mauritania Cesariense para formar la provincia gobernada desde Tingis, y que «Mauritania» se refiere a Mauritania Sitifensis.
Las antiguas provincias de los romanos en la diócesis de África habían sido preservadas en su mayoría por los vándalos, pero grandes partes, incluyendo la casi totalidad de Mauritania Tingitana, gran parte de Mauritania Cesariense y Mauritania Sitifensis y grandes partes del interior de Numidia y Bizacena, se habían perdido en las incursiones de tribus bereberes, denominadas mauras (moros).
El 15 de abril de 1992 el Papa Juan Pablo II lo nombró Obispo titular de Tuscania (Mauritania Cesariense) y Auxiliar de Guadalajara.
En el 42, bajo el emperador Claudio, tras ser sofocada una sublevación encabezada por Aedemon, liberto de Ptolomeo, el reino mauritano fue anexionado por Roma y dividido en dos provincias: Mauritania Tingitana (con capital en Tingis, actual Tánger) y Mauritania Cesariense (con capital en Cesárea, actual Cherchell, en Argelia).
Quienes eran revestidos de este poder especial en esas condiciones eran llamados procuratores pro legato. La provincia en que con mayor frecuencia se concedió este título fue Mauritania (llamada Cesariense o Tingitana.
Nació en 164 en Cesarea (Mauritania Cesariense) como hijo de la nobleza local aunque probablemente no disponían de muchos medios económicos.
Las altas mesetas de la Cesariense fueron el objeto de un incrementado control, particularmente los puntos de aguas y los ejes de trashumancia.