certero


También se encuentra en: Sinónimos.

certero, a

1. adj. Que acierta o da en el blanco has realizado un tiro certero; era un cazador certero.
2. Que es razonable y conforme a la verdad parece un juicio certero. acertado
3. Que tiene conocimiento o está bien informado he recibido noticias certeras sobre su paradero. cierto

certero, -ra

 
adj. Diestro en tirar.
Seguro, acertado.
Cierto, sabedor, bien informado.

certero, -ra

(θeɾ'teɾo, -ɾa)
abreviación
1. que consigue el fin que se propone un juicio certero
2. tirador, disparo que acierta o da en el blanco un arma certera
3. que está en conocimiento de algo noticias certeras
Sinónimos

certero

, certera
Traducciones

certero

précis

certero

přesné

certero

tarkka

certero

מדויק

certero

정확한

certero

ADJ
1. (= correcto) [respuesta] → accurate; [decisión] → correct, right; [acto] → sure
2. [tiro] → well-aimed
es un cazador certerohe's a crack shot

certero-a

a. accurate.
Ejemplos ?
El cabecilla, de semblante fiero, un ojo tiene de crüel mirada; de un jeme el otro lo perdió certero que aún muestran la nariz y la quijada.
El buque se defendía valientemente del nutrido y certero fuego del enemigo, y no tardó mucho en caer entre los heridos su valiente comandante, capitán de navío don Víctor M.
El escándalo para vender ha caído como una roca descomunal en las transparentes aguas del antiguo espejo íntimo, pues tanto los filotevésofos como los radio amantes, y hoy, hasta el más ignaro y absurdo de los hablantes, pueden tomar el micrófono y a través de los medios convertidos en terrorismo informativo, dar por certero subjetividades avaladas por la empiria común y con frecuencia intrascendente, pero de impacto.
Trabajando habían aprendido a trabajar, y si los primeros surcos habían salido irregulares y torcidos, después de la segunda reja no se conocía; la semilla bien elegida por el ojo certero de Robledo, y desparramada del modo más parejo por sembradoras mecánicas, había brotado a las mil maravillas; los animales bien cuidados se habían conservado listos para seguir rompiendo tierra: el cielo se había mostrado clemente para con estos novicios: había llovido oportunamente y no demasiado; la langosta no había llegado allí, y los precios se conservaban halagüeños.
Desde mayo de 1846 hasta junio o julio de 1847 los “Vascos” del Batallón de Brie estuvieron ausentes de las trincheras de Montevideo pues el General Rivera los seleccionó-y a fe que con ojo certero-para que lo siguiesen a la campaña del Litoral llevada a cabo durante dicho lapso.
ZULIMA. Tú no sabes que un tirador certero supo dejar tu previsión burlada, saliéndole al camino al mensajero. Yo hablé con Isabel, yo de tu muerte la noticia le dí, y a los bandidos encargué que tu viaje detuvieran.
El tráfago del vivir es tal, que no hay tiempo de mirar cómo desfila la muerte, segando capullos con el mismo brío certero con que siega los árboles añosos.
El cáustico escritor francés, que por cuya conducta, se afirma, no pudo continuar en los conventos y a seguir participando de la pureza benedictina y de la ciencia de sus compañeros de orden, ha quedado en la historia de la literatura francesa como certero cultivador de un género literario que ha proyectado al mundo personajes suscitadores de grande hilaridad, sátira y entretenimiento, donde a pesar de eso, subyace una fuerte intención educativa sobre una nueva moral opuesta a la medieval.
De repente, cuando sabía que la miraba, volvía ella los ojos hacia los suyos, como un disparo certero, y las pupilas chocaban, desde lejos, con las pupilas.
Bien podía la nutria echarse a nado, la vizcacha entrar en su cueva, disparar el peludo o volar el cisne, todo era presa segura de las piernas ágiles, las diestras manos, el ojo certero del Guacho.
De entre ellos el más anciano divide el campo después, señalando de través larga huella por el llano; y alzando luego en su mano una pelota de cuero con dos manijas, certero la arroja al aire, gritando: "¡Vuela el pato!...
Lidiaba una tarde en la plaza de Sevilla el famoso Pedro Romero, el diestro de mejor trapo y mas certero pulso que pisó jamás arena de redondel.