cerril


También se encuentra en: Sinónimos.

cerril

(Derivado de cerro.)
1. adj. Que es obstinado y no admite razonamiento ni trato se mantiene en su actitud cerril. terco
2. coloquial Se aplica a la persona que es tosca y grosera bajo esa capa de lindezas, se descubrió su naturaleza cerril. arisco, inculto, tosco cortés, culto, educado, refinado
3. Se aplica al terreno que es abrupto o escabroso el sendero continúa por una hondonada cerril. abrupto, escabroso, escarpado, quebrado, tortuoso liso, llano
4. Se refiere a la caballería y al ganado vacuno que no está domado. cerrero, indomable, indómito, salvaje domesticado, manso

cerril

 
adj. Díc. del terreno áspero.
Díc. del ganado mular, caballar o vacuno no domado.
Díc. de la persona que se obstina en una actitud o parecer sin admitir trato o razonamiento.
fig. y fam.Grosero, tosco.
Sinónimos

cerril

adjetivo
1 bozal, cerrero, montaraz, bravío*, indómito, bagual (Argentina y Bolivia), salvaje*.
Se trata de animales.
2 huraño, grosero, tosco, rústico.
Aplicado a personas.
Traducciones

cerril

bergig

cerril

ADJ
1. [terreno] → rough, mountainous
2. [animal] → untamed, unbroken
3. [persona] (= brusca) → rough, uncouth; (= de miras estrechas) → small-minded
Ejemplos ?
En una segunda versión, de 1874, la «necesidad histórica» era ya sustituida por el ataque contra el cristianismo. En el poema, una Hipatia enamorada de la belleza del universo se encara con el cerril y dogmático obispo Cirilo.
En honor a San Isidro Labrador se celebran durante el fin de semana del 15 de mayo con actos taurinos, religiosos y baile La Purísima.En honor a la Inmaculada Concepción durante el punte del 6,7,8 de diciembre se compone por actos taurinos como el toro embolado la suelta de vaquillas o la prueba de un toro cerril, baile por la noche y feria de artesanos De la gastronomía de Arañuel destacan: la "Olla de pueblo", a base de cardos, las patatas, los garbanzos remojados, las acelgas y la morcilla; el "guiso de carne de toro", realizado con la carne del toro de las fiestas; las "gachas" con harina de maíz y agua como base, a los cuales se añade luego trocitos de cerdo fritos como la panceta, el hígado, el magro.
Características y uso del suelo En su parte occidental, predominan los kastañozems lúvicos, con textura media en pendientes de nivel o cerril, con asociación de litosoles, sin inclusiones y en su base lítica.
Aquí, no es ya un héroe de la libertad, sino un campesino cerril y tozudo, empeñado en hacer algo -disparar la ballesta- que nadie le exige.
-El papel ya le veo pero la moneda no. -¡Hombre, no sea usted cerril! Ese es uno de los bonos emitidos por su majestad y declarados de circulación forzosa.
En ellos se muestra una clara intención crítica de la injusticia, el caciquismo y el nepotismo cerril que pervivió hasta tiempos relativamente recientes en pueblos pequeños como Bidegaina, y de aquellas autoridades de antes (alcaldes, agentes del orden, secretarios, escribanos...) que controlaban la vida de sus vecinos y a los que sólo movía el deseo de medrar.
Mario Morelos, al este con la dotación definitiva del ejido Naranjito, La Cañada, cuenta con una superficie de 100 Hectáreas de agostadero cerril, con una parte plana susceptible al cultivo.
Ha sido definido, en "una imagen descarnada, pero viva y palpitante, como uno de los personajes más auténticos que ha tenido el Uruguay, por su carisma personal y la singularidad de su personalidad política. Representaba la expresión verdadera, venida de abajo, de la democracia cerril e imperfecta".
Nada más injusta y calumniosa que la versión, ya felizmente casi desmonetizada, del antiporteñismo cerril y sistemático del Jefe de los Orientales.
-¡Qué lástima, decía, que este chico se críe cerril en el pueblo, sin hacer más que jugar al hoyuelo, a las chapas, al toro y al salto de la comba, con todos los pilletes!
que contener a don Silvestre, que, embravecido como un toro con aquellas banderillas que tan inhumanamente ponía a su inofensivo desparpajo cerril la intransigente civilización, quiso acometer a garrotazos a aquella turba de enclenques, famélicos, petardistas, vagabundos y tahúres que poblaban el salón, disfrazados de personas decentes .
En seguida sacó los premios del duro pugilato: condujo al circo y ató en medio de él una mula de seis años, cerril, difícil de domar, que había de ser sufridora del trabajo; y puso para el vencido una copa doble.