centuria

(redireccionado de centurias)
También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con centurias: curias, inquisicion

centuria

(Del lat. centuria.)
1. s. f. Período de cien años. siglo
2. HISTORIA, MILITAR Compañía de cien hombres en la milicia de la antigua Roma.

centuria

 
f. Número de cien años, siglo.
mil. En la milicia romana, y otras, compañía de cien hombres.

centuria

(θen'tuɾja)
sustantivo femenino
1. período de cien años Vivió una centuria.
2. historia militar compañía del ejercito de cien soldados Varias centurias conformaban una legión de los ejércitos imperiales.
Sinónimos

centuria

sustantivo femenino
Traducciones

centuria

SFcentury
Ejemplos ?
Hablábase allí algo de autonomía y pueblo soberano, y de cadenas, y de águila caudal del pensamiento, y de Roma y de Esparta, y del buitre de Prometeo, y mucho de repiquetear nombres y símiles mitológicos, :::«y aquello de las furias, :::del león ibero y de las tres centurias», y todas esas frases de pirotécnica patriotera que echándolas a granel, sin orden ni concierto, producen, no un puchero ni una algarabía, sino un editorial del veintiocho de julio.
No; la Historia es un momento, una mísera palabra- una mísera palabra que resuena altisonante... :Para ti, para la serie larga y negra de tus crímenes horrendos, :cien millones, mil millones de centurias :son un soplo.
El enfoque usual centrado en la gramática desde centurias antes, no moría para quienes continuaban prefiriendo, sobre la realidad comunicativa del educando, el gramaticalismo puro: Preguntas y respuestas con ejemplos aparentemente veraces.¿Qué es el sustantivo?
El enfoque usual centrado en la gramática desde centurias antes, no moría para quienes continuaban prefiriendo, sobre la realidad comunicativa del educando, el gramaticalismo puro: Preguntas y respuestas con ejemplos aparentemente veraces.—¿Qué es el sustantivo?
La humanidad le debe su fraternal espíritu, la sociedad el culto progreso en que se ve, el revelarse en toda su esplendidez América, y España dos centurias de universal poder.
Y si la juventud, floresta de la humanidad, la más cultivable, porque es fecunda; se propone darle vigorosidad y fragancia a la praxis que desde centurias anteriores ha sido manifestada por el pensamiento humano y deposita en la vida cotidiana la intensidad fortificante de sus sueños, con ímpetus reestructurados ha de proseguir la lucha por la consecución de lo que el hombre, desde sus orígenes, ha anhelado: triunfo de la dignidad y de la magnanimidad humanas sobre la predeterminación de ser una mera entidad biológica, domeñable por las fuerzas oscuras de los ególatras ambiciosos.
Los y, que es justo consideremos como a nuestros hermanos, unidos con vinculo indisoluble por tantas centurias en tantos solemnes repetidos actos de Cortes Generales, en compañeros en tantas conquistas, que hoy sufren violentamente más duro y odioso despotismo y que han sabido en nuestros días defender su incomparable valor, tan notorio al mundo, como lastimoso a la memoria, los, en indefensos pueblos comarcanos y montañas, se debe esperar que si la suerte les presenta la ocasión vuelvan a tomar las armas, y que, haciendo el último sacrificio de sus vidas, sacudirán tan intolerable servidumbre y ayuden a .
En un país como el nuestro en el cual debido a la tradición de centurias y a la huella de milenios, abundan aún seres marginados, trascendente es el anhelo de inculcar en cada educando el deseo de superación, de avance y de amor a la cultura, ya que la ignorancia hunde a los individuos en la esclavitud ideológica, en el fanatismo irracional y los deshumaniza enajenándolos.
Juan de Austria (confúndalo Alah) vino a combatir contra los creyentes, prevemos que por ahora vamos a ser derrotados, sin perjuicio de que, andando los años o las centurias, otro Príncipe de la sangre del Profeta venga a recobrar el trono de Granada, que ha pertenecido setecientos años a los moros, y volverá a pertenecerles cuando Alah quiera con el mismo título con que lo poseyeron antes vándalos y godos, y antes los romanos, y antes aquellos otros africanos que se llamaban los cartagineses: ¡con el título de la conquista!
El Dios que atormenta a los animales y a las plantas no es Dios, es el Demonio. Hace seis centurias la catástrofe hubiera hablado en su gloria; hoy sirve para procesarlo.
¡Cuántas centurias de centurias, dime, serán a tu alto vuelo menester para que acabes viaje tan sublime, y logres tanta inmensidad vencer!
Entenderemos que la muerte es la gran renovadora, que no es ella quien nos destruye, sino quien nos engendra, y acogiendo maternalmente los trabajos de las venideras centurias, no sólo diremos, como el poeta a su poesía: «Ya puedo yo morir, puesto que tú vives»; diremos también: «¡Muramos contentos para que vivas tú, oh poesía universal!».