centonar

(redireccionado de centones)

centonar

1. v. tr. Poner desordenadamente varias cosas juntas centonó libros y papeles encima de la mesa. amontonar
2. LITERATURA Escribir una obra literaria con fragmentos de otras centonó un libro de poemas.

centonar

 
tr. Amontonar [cosas o trozos de ellas] sin el orden debido.
fig.lit. Componer [obras literarias] con retazos y sentencias de otras.

centonar


Participio Pasado: centonado
Gerundio: centonando

Presente Indicativo
yo centono
tú centonas
Ud./él/ella centona
nosotros, -as centonamos
vosotros, -as centonáis
Uds./ellos/ellas centonan
Imperfecto
yo centonaba
tú centonabas
Ud./él/ella centonaba
nosotros, -as centonábamos
vosotros, -as centonabais
Uds./ellos/ellas centonaban
Futuro
yo centonaré
tú centonarás
Ud./él/ella centonará
nosotros, -as centonaremos
vosotros, -as centonaréis
Uds./ellos/ellas centonarán
Pretérito
yo centoné
tú centonaste
Ud./él/ella centonó
nosotros, -as centonamos
vosotros, -as centonasteis
Uds./ellos/ellas centonaron
Condicional
yo centonaría
tú centonarías
Ud./él/ella centonaría
nosotros, -as centonaríamos
vosotros, -as centonaríais
Uds./ellos/ellas centonarían
Imperfecto de Subjuntivo
yo centonara
tú centonaras
Ud./él/ella centonara
nosotros, -as centonáramos
vosotros, -as centonarais
Uds./ellos/ellas centonaran
yo centonase
tú centonases
Ud./él/ella centonase
nosotros, -as centonásemos
vosotros, -as centonaseis
Uds./ellos/ellas centonasen
Presente de Subjuntivo
yo centone
tú centones
Ud./él/ella centone
nosotros, -as centonemos
vosotros, -as centonéis
Uds./ellos/ellas centonen
Futuro de Subjuntivo
yo centonare
tú centonares
Ud./él/ella centonare
nosotros, -as centonáremos
vosotros, -as centonareis
Uds./ellos/ellas centonaren
Imperativo
centona (tú)
centone (Ud./él/ella)
centonad (vosotros, -as)
centonen (Uds./ellos/ellas)
Pretérito Pluscuamperfecto
yo había centonado
tú habías centonado
Ud./él/ella había centonado
nosotros, -as habíamos centonado
vosotros, -as habíais centonado
Uds./ellos/ellas habían centonado
Futuro Perfecto
yo habré centonado
tú habrás centonado
Ud./él/ella habrá centonado
nosotros, -as habremos centonado
vosotros, -as habréis centonado
Uds./ellos/ellas habrán centonado
Pretérito Perfecto
yo he centonado
tú has centonado
Ud./él/ella ha centonado
nosotros, -as hemos centonado
vosotros, -as habéis centonado
Uds./ellos/ellas han centonado
Condicional Anterior
yo habría centonado
tú habrías centonado
Ud./él/ella habría centonado
nosotros, -as habríamos centonado
vosotros, -as habríais centonado
Uds./ellos/ellas habrían centonado
Pretérito Anterior
yo hube centonado
tú hubiste centonado
Ud./él/ella hubo centonado
nosotros, -as hubimos centonado
vosotros, -as hubísteis centonado
Uds./ellos/ellas hubieron centonado
Pretérito Perfecto de Subjuntivo
yo haya centonado
tú hayas centonado
Ud./él/ella haya centonado
nosotros, -as hayamos centonado
vosotros, -as hayáis centonado
Uds./ellos/ellas hayan centonado
Pretérito Pluscuamperfecto de Subjuntivo
yo hubiera centonado
tú hubieras centonado
Ud./él/ella hubiera centonado
nosotros, -as hubiéramos centonado
vosotros, -as hubierais centonado
Uds./ellos/ellas hubieran centonado
Presente Continuo
yo estoy centonando
tú estás centonando
Ud./él/ella está centonando
nosotros, -as estamos centonando
vosotros, -as estáis centonando
Uds./ellos/ellas están centonando
Pretérito Continuo
yo estuve centonando
tú estuviste centonando
Ud./él/ella estuvo centonando
nosotros, -as estuvimos centonando
vosotros, -as estuvisteis centonando
Uds./ellos/ellas estuvieron centonando
Imperfecto Continuo
yo estaba centonando
tú estabas centonando
Ud./él/ella estaba centonando
nosotros, -as estábamos centonando
vosotros, -as estabais centonando
Uds./ellos/ellas estaban centonando
Futuro Continuo
yo estaré centonando
tú estarás centonando
Ud./él/ella estará centonando
nosotros, -as estaremos centonando
vosotros, -as estaréis centonando
Uds./ellos/ellas estarán centonando
Condicional Continuo
yo estaría centonando
tú estarías centonando
Ud./él/ella estaría centonando
nosotros, -as estaríamos centonando
vosotros, -as estaríais centonando
Uds./ellos/ellas estarían centonando
Ejemplos ?
N. Centones histórico-políticos, para exemplo, y antídoto de las guerras, y calamidades destos siglos, y para alentar, y disponer en los Soldados Católicos devoción, y reconocimiento a la Autora Soberana de la Victorias, En Madrid, por Diego Díaz de la Carrera, 1648.
Publicó además diversos centones, entre los que destaca una selección ordenada de los escritos del novator padre Benito Jerónimo Feijoo, su Diccionario Feyjoniano, así como obras didácticas pane lucrando como El perfecto orador, o principios de elocuencia sagrada...
Los análisis de sus escritos revelan que fue un lector voraz; algunos de ellos son auténticos centones de textos extraídos de las fuentes más diversas...
Los centones fueron frecuentes en la literatura griega y latina tardías como Cento Vergilianus, dedicado por Falconia Proba a Honorius, que trataba acontecimientos bíblicos.
Y en el cultivo de la ciencia todo se vuelve centones, trabajos de segunda mano y acarreo de revistas; la incapacidad para la investigación directa va de mano con la falta de espontaneidad.
Fuera de qué el testimonio y autoridad que se alega debe tomar su vigor y firmeza del contexto de todo el Salmo, de forma que a lo menos en él no haya cosa que lo contradiga, cuando todo sea en su favor, para qué no se crea que a modo de centones vamos recogiendo versos a propósito para lo que queramos, como suele hacerse de un poema famoso, el cual se escribió, no al intento de aquel asunto, sino de otro bien distinto.
Fabiola, romana, fue también doctísima en la Sagrada Escritura. Proba Falconia, mujer romana, escribió un elegante libro con centones de Virgilio, de los misterios de Nuestra Santa Fe.
del Guayas y limita por el norte con el Cantón Alfredo Baquerizo Moreno (Jujan), al sur con los cantones San Jacinto de Yaguachi y Coronel Marcelino Maridueña, al este con los centones Naranjito y Simón Bolívar, y al Oeste lo abraza San Jacinto de Yaguachi.
De los veinte primeros años del siglo XVI tenemos sesenta títulos con ejemplares muy escasos en otras bibliotecas como “Centones ueteris ac noui testameti”, impreso en Salamanca por Juan Gysser, en 1502, y diversas representaciones de los talleres de Jacobo Cromberger en Sevilla, de Aldo Manuzio con su “Omnia Platonis opera” en Venecia en 1513.
En un examen del repertorio se reconoce la aparición de ciertos timbres (melodías-tipo, rimas musicales, cadencias), y centones (amalgamas de fórmulas tomadas de varias fuentes).
En un libro de Nahum Cordovero que habla de los centones, (historias armadas con retazos de otras) se menciona a "la narración atribuida al anticuario Joseph Cartaphilus" como apócrifo debido a interpolaciones de Plinio el Viejo, Thomas de Quincey y Bernard Shaw.
Según Cortázar, su acceso a las fuentes bibliográficas directas se veía casi siempre reemplazado por centones, resúmenes, exposiciones de segunda o tercera mano, aunque su inteligencia y su memoria hacían maravillas.