cenicero

cenicero

1. s. m. Recipiente de formas y materiales diferentes, usado para echar la ceniza y las colillas de los cigarros aunque no fumaba, tenía la casa llena de ceniceros.
2. Parte o especie de bandeja del hogar, chimenea, debajo de la rejilla, destinada a recoger la ceniza.

cenicero

 
m. Espacio debajo de la rejilla del hogar, para recoger la ceniza.
Sitio donde se recoge o echa la ceniza.
Platillo donde se echa la ceniza del cigarro.

Cenicero

 
Mun. de la prov. española de La Rioja; 2 076 h.

cenicero

(θeni'θeɾo)
sustantivo masculino
recipiente para echar los residuos del cigarrillo un cenicero de cristal
Traducciones

cenicero

ashtray

cenicero

Aschenbecher

cenicero

cindrujo

cenicero

cendrier

cenicero

asbak

cenicero

cinzeiro

cenicero

askkopp

cenicero

popelník

cenicero

askebæger

cenicero

tuhkakuppi

cenicero

pepeljara

cenicero

灰皿

cenicero

재떨이

cenicero

askebeger

cenicero

popielniczka

cenicero

ที่เขี่ยบุหรี่

cenicero

küllük

cenicero

gạt tàn thuốc

cenicero

烟灰缸

cenicero

пепелник

cenicero

煙灰缸

cenicero

מאפרה

cenicero

SMashtray
Ejemplos ?
Elciego limita al norte con Navaridas y Laguardia, al sur con el río Ebro y Cenicero, al este con Lapuebla de Labarca y con Baños de Ebro al poniente.
Apenas si salía la niña del cuarto de papacito; en todo quería intervenir; metía sus manitas para ayudar a mamá y a los médicos a hacer las ligaduras; traía la servilleta cuando le llevaban las comidas; anunciaba la visita del facultativo; le ofrecía a Alberto cigarrillo y le acercaba el cenicero; acariciábale el cabello y los bigotes; lo cobijaba como a un niño y a cada paso se le oía: "Papacito ¿está aliviado?
Las butacas abrían, con intimidad de abuelos hechos niños por los años, sus brazos. Allí estaba siempre el cenicero con la ceniza del último puro que apuró su padre.
Lo mejor es no saber cómo se tienen las cosas de dentro.» Cuando Augusto se hizo bachiller le tomó en brazos, le miró al bozo, y rompiendo en lágrimas exclamó: «¡Si viviese tu padre...!» Después le hizo sentarse sobre sus rodillas, de lo que él, un chicarrón ya, se sentía avergonzado, y así le tuvo, en silencio, mirando al cenicero de su difunto.
Tío Ginojo, que ocupa siempre uno de los ángulos del poyo, con el fin de tener cerca los pies de la jornia, o cenicero, al sentir la primera bofetada de la llama, saca las manos de los respectivos bolsillos, mete una brasa en la pipa, le tira tres chupadas que suenan como tres pistoletazos...
La Rioja LA RIOJA: RIOJA ALTA: Abalos, Alesanco, Aleson, Anguciana, Arenzana de Abajo, Arenzana de Arriba, Azofra, Badarán, Bañares, Baños de Rioja, Baños de Río Tobia, Berceo, Bezares, Bobadilla, Briñas, Briones, Camprovín, Canillas de Río Tuerto, Cañas, Cárdenas, Casalarreina, Castañares de Rioja, Cellorigo, Cenicero...
La confusión nace de que don Diego, después de haber residido diez años en Lima consagrado al comercio, en que le fue prósperamente, se trasladó también a Méjico en 1596; esto es, veinticinco años antes de que apareciera el libro que la Inquisición enviara al cenicero.
–No será nada – dije–. Algún cenicero puesto ahí por descuido. Mas, cuando el salón quedó desierto, retiré el piano con viva inquietud.
Hoy como ayer, mañana como hoy. Mira, Orfeo, mira la ceniza que dejó mi padre en aquel cenicero... »Esta es la revelación de la eternidad, Orfeo, de la terrible eternidad.
Él se quitó de la boca el cigarro, que se había apagado; volvió a encenderlo lentamente; miró el fósforo que se extinguía; lo depositó suavemente en el cenicero; después, irguiendo la cabeza, por un momento inclinada, dijo: -Oiga.
Posteriormente se acepta una proposición de Carbó para que el Congreso acuerde incluir a los presos por los sucesos de Cenicero, a los de Cullera, Santoña, etc, en el reparto a presos o condenados por cuestiones sociales.
Estas cosas desde casa, desde el hogar. ¿Hogar? Mi casa no es hogar. Hogar.. hogar... ¡Cenicero más bien! ¡Ay, mi Eugenia!» Y se volvió Augusto a su casa.