Ejemplos ?
En el «bosque bajo», un pequeño talud situado al oeste, se creó un jardín inglés que Marigny plantó con grupos de árboles de diversas especies salpicados de cenadores enrejados, uno de los cuales aloja una célebre máquina hidráulica diseñada por el mecánico Loriot.
En jardinería su uso es frecuente a modo de soporte para plantas trepadoras, instalándose sobre paredes, en cerramientos lineales (vallas), en arcos, en los ángulos o laterales de cenadores, etc.
Dado su uso, los cenadores básicos formados por cuatro postes y una estructura de sombreo han dado paso a cenadores más elaborados.
Hay evoluciones en la forma, así por ejemplo son frecuentes los cenadores alargados, formados por seis postes o los cenadores hexagonales y octogonales.
A menudo las celosías son usadas para cerrar o delimitar más el espacio de pérgolas y cenadores colocando las celosías entre los postes de estos elementos arquitectónicos para cerrarlos ya sea parcial o totalmente.
A menudo en los cenadores se coloca mobiliario como sillas y mesas o incluso utillaje diverso (muebles y utensilios de cocina, mobiliario para conciertos, representaciones y otras actividades artísticas, juegos, etc.).
Marín Fidalgo, Ana, «Pintura de corte humanista en los jardines del Alcázar de Sevilla: las decoraciones de los cenadores ochavado y del león», Archivo Español de Arte, nº 254 (1991), págs.
En el año 2000 se creó la asociación «Förderverein Garten- und Baukultur Heilbronn e.V.», con la idea de la creación del botánico de los árboles frutales y en el contexto de un programa de la cultura del jardín apoyar entre otras cosas a la ciudad para instalar en el Botánico una colección de casetas de verano y de cenadores históricos.
Los Arcos: Ubicado en la carretera Abasolo-Pastor Ortiz, cuenta con aguas termales, cancha de tenis y fútbol, dos albercas, área arbolada, jacuzzi, cenadores y asadores.
De cada terraza parten senderos, algunos recorridos con pérgolas entoldadas de vegetación, que conducen a cenadores y bancos para atraer el reposo.
En cuanto a villas y haciendas rurales, los jardines se complementaban con huertas y se ornamentaban con cenadores, emparrados, estanques, fuentes y glorietas, como en las villas suburbanas de San Ángel, la del Conde de Xala o el palacio del arzobispo Vizarrón en Tacubaya, así como el Pensil mexicano en Tacuba.
Destacan como parte intrínseca de la fábrica sus jardines versallescos, con parterres y cipreses, adornados con farolas, miradores, cenadores y fuentes; dominando el conjunto de la ciudad los edificios destinados a la administración y residencia de los funcionarios que se ocupaban de su gestión.