cementerio


También se encuentra en: Sinónimos.

cementerio

(Del lat. coemeterium < gr. koimeterion, dormitorio < koimao, acostar.)
1. s. m. Terreno, generalmente cerrado, donde se entierran los muertos descubrieron un cementerio celta bajo los cimientos de la iglesia. camposanto, necrópolis
2. Lugar donde se encuentran muchos cadáveres de animales o donde éstos van a morir.
3. coloquial Lugar donde hay poca animación este pueblo, en invierno, es un cementerio.
4. cementerio de automóviles Sitio donde se acumulan los coches destinados al desguace.
5. cementerio nuclear Lugar donde se almacenan residuos radiactivos.

cementerio

 
m. Terreno, gralte. cercado, destinado a enterrar cadáveres.

cementerio

(θemen'teɾjo)
sustantivo masculino
1. lugar destinado a enterrar cadáveres un cementerio de pueblo
2. zoología lugar al que van a morir ciertos animales Los cazadores siempre buscaron el cementerio de los elefantes.
3. espacio donde se acumulan objetos inservibles un cementerio de automóviles
Sinónimos

cementerio

sustantivo masculino
camposanto, campo santo, necrópolis, fosal, rauda, almacabra.
Camposanto es nombre popular, predominante en Andalucía y otras regiones; necrópolis, en estilo elevado, o entre los arqueólogos: necrópolis fenicia; cementerio es de uso general.; fosal, entre campesinos; rauda y almacabra, cementerio árabe.
Traducciones

cementerio

cemetery, graveyard, God'sacre, churchyard

cementerio

Friedhof

cementerio

cimetière

cementerio

hřbitov

cementerio

kirkegård

cementerio

hautausmaa

cementerio

groblje

cementerio

墓地

cementerio

묘지

cementerio

gravlund, kirkegård

cementerio

cemitério

cementerio

kyrkogård

cementerio

สุสาน

cementerio

mezarlık

cementerio

nghĩa trang

cementerio

公墓, 墓地

cementerio

Гробище

cementerio

בית הקברות

cementerio

SM (municipal) → cemetery; (en iglesia) → graveyard
cementerio de cochesused-car dump, junkyard (EEUU)
cementerio nuclearnuclear waste dump

cementerio

m. cemetery.
Ejemplos ?
El café, enciclopedia citadina, recopiladora del sentir intrascendente, cementerio de ocios infructíferos, a cada instante se va llenando más, y más, y más...
Sueño concreto y sin norte de madera de guitarra. SIGUE Por el camino llano dos mujeres y un viejo con velones de plata van al cementerio.
Yo esperaba que todos los tomates podridos que allí fermentaban por el suelo se estrellarían contra la cabeza del "zelje" de Ouazan; pero los andrajosos, que formaban un círculo en torno de él, se limitaron a reírse con gruesas carcajadas y a injuriarle alegremente en su lengua nativa; y entonces yo, sentándome en el mismo ruedo que formaban los hombres de la tribu de El-Tulat, le arrojé una moneda de plata, y el manco insigne, descalzo y hediendo a leche agria, comenzó su relato, que yo pondré en asequible castellano. En Larache, un camino asfaltado separa el cementerio judío del cementerio musulmán.
Broté en un cementerio, cual flor de jaramago parásita en sus tapias y de sus tumbas flor: cogióme un torbellino, me echó en el viento vago, me transformó en alondra… y yo aspiré a condor.
Yo no pasaré jamás por esta calle, para que la maledicencia no murmure... y, únicamente el día de Muertos iremos juntos al cementerio, con Rosa, a visitar a doña Teresa...
El día en que aconsejados por la curiosidad pasamos los umbrales del citado ventorrillo, que se eleva dando vista a la población, a los montes y al cementerio, ya el señor Curro habíase ido, a causa de un segundo acosón hemipléjico, al último indicado lugar, y Paco Cárdenas, su sobrino, era el que oficiaba de experto timonel en aquel barco, para el cual parecía que no había hecho la Divina Providencia más que mares en bonanza.
—Sí, te comprendo—contesté, deponiendo sobre su cabeza mis manos para que me dejara incorporarme. Y sin volvernos a mirar nos encaminamos al cementerio.
La aventura del gringo en el pantano excitaba principalmente la risa y el sarcasmo. Del niño degollado por el lazo no quedaba sino un charco de sangre: su cadáver estaba en el cementerio.
Por eso yo digo que tenemos que hacer aquí algo diferente, algo que sea algo más que el MERCOSUR que por suerte - para los que auguraban la muerte se equivocan - porque evidentemente nadie quiere entrar a un cementerio.
Sufría desde hacía algún tiempo de dolencias estomacales que se le fueron agudizando con el paso del tiempo al punto que ya no le dejaban salir de su casa y falleció en la madrugada del 1° de Enero de 1952. Su entierro se realizó el mismo día en el Cementerio General.
Un inexperto observador hubiera supuesto que el teniente Benegas, al mirar el cementerio de la izquierda, quería conquistar a alguna bonita judía, o que, al mirar el cementerio de la derecha, pretendía enamorar a alguna musulmana emboscada en el misterio blanco de su manto.
Una de esas noches, como nuestros pasos nos hubieran llevado a la vista del cementerio, sentimos curiosidad de ver el sitio en que yacía bajo tierra lo que habíamos sido.