celosía

celosía

s. f. CONSTRUCCIÓN Estructura de barras metálicas o listones de madera entrecruzados, que se pone en las ventanas o balcones, por el que se puede ver sin ser visto. enrejado

celosía

 
f. Enrejado de listoncillos que se pone en las ventanas y otros huecos análogos.
Traducciones

celosía

jalousie

celosía

gelosia

celosía

жалюзи

celosía

Gitter

celosía

celosía

celosía

סריג

celosía

格子

celosía

격자

celosía

Lattice

celosía

SF
1. (= enrejado) → lattice, lattice window
2. (= contraventana) → slatted shutter
3. (= celos) → jealousy
Ejemplos ?
Alejóse lenta, mente del cartelón, pegado junto a la celosía roja, diciéndose: "No sería mal negocio pescar los diez mil francos." Evidentemente, alguien estaba sembrando la campaña siria de ametralladoras livianas, que el diablo sabía de dónde brotaban.
Todo yace en sueño y sombra, a la luz de las estrellas: sólo lucha con la de ellas la que alumbra un ajimez de la torre de los Picos, y a través de cuya espesa celosía, brilla presa su rojiza brillantez.
Abdalá el Susi, que así se llama nuestro peregrino del turbante verde, terminó por detenerse bajo el alero de cedro labrado de un fortificado palacio, junto a una reja de barras de hierro anudadas en los cruces, tras la cual brillaba una celosía de madera laqueada de rojo.
Yo ya, a juerza de sufrir chichones y descalabrauras en la vía, he aprendío mucho, que la vía enseña más y mejor que toítos los catedráticos, y yo ya he aprendío a calar más que un buzo con la pupila y con el pensamiento, y a un convento le cuento yo las monjas na más que con mirar a la celosía, ¿Tú te enteras?
Habitaba nuestro hidalgo en el segundo piso de la casa contigua a la que hoy ocupa la prefectura. La fábrica no estaba aún terminada, y en el salón existía un balconcillo sin balaustrada ni celosía.
Se ahogaba en la tibia atmósfera del dormitorio y necesitaba aire que refrescase su cerebro. Abrió una celosía del balcón y recostose en él de codos, con la frente entre las manos.
El procurador, alzándose las gafas sobre la frente, empezó por asomar la nariz, receloso de que lloviesen pelotas de arcabuz; mas convencido de que todo no pasaba de bullanga populachera, cobró ánimo, levantó la celosía o rejilla, y sacando medio cuerpo fuera del antepecho gritó: -¡Ea, ea!
Vuestro barreño es muy viejo, está tan lleno de rendijas que parece una celosía; apenas se sostiene.» Y volviéndose de cara al marido, afectando no conocerle: «¡Eh!, gritó; camarada, dadme inmediatamente una luz para rascar bien la suciedad que tiene dentro y podamos ver exactamente su estado.
Del harem sólo un balcón, quitada la celosía, mece al soplo de aura fría su purpúreo pabellón: y detrás está Gulnara, la orgullosa favorita, luz del alba, flor bendita, luna llena, piedra rara; querida de Noredín, cuya singular belleza la formó naturaleza de rocío y de jazmín.
En una prisión angosta me meten sin compasión, y todos estos tormentos me los dan por diversión. Una salita entrelarga, en medio, una celosía; cinco muertos le acompañan y un vivo le da la vida.
Escuchando estaba Laura la música desde los principios de ella por una menuda celosía, y determinó a volver por su opinión, viendo que la perdía en que don Diego, por sospechas falsas, como en sus versos mostraba, se la quitaba.
La ventana de aquella habitación estaba dispuesta de tal manera que dominaba exactamente y de muy cerca el patíbulo; el presidente y yo nos situábamos allí, detrás de una celosía, sobre uno de cuyos travesaños él apoyaba unos potentes gemelos y, mientras esperábamos que apareciese el paciente, el representante de Ternis, sobre una cama, se divertía besándome las nalgas, episodio que, entre paréntesis, le gustaba extraordinariamente.