celebérrimo

(redireccionado de celebérrima)

celebérrimo, a

(Del lat. celeberrimus < celeber, renombrado por el uso.)
adj. Que es muy célebre o famoso.

celebérrimo, -ma

 
adj. Superlativo de célebre.
Traducciones

celebérrimo

celeberrimo

celebérrimo

ADJ SUPERL de célebre
Ejemplos ?
Sería en 1922 cuando el Valle de los Reyes desvelara su secreto mejor guardado, la celebérrima tumba de Tutankamón, el rey-niño de la dinastía XVIII.
Año tras año, con indiferencia se van arrancando piedras a la muralla. En 1876 se derribó la celebérrima Puerta de Toledo. Rodeaba a la ciudad-acrópolis.
Cuando en junio de 1833 Canterac, con una fuerte división, se aproximó a Lima, creyó prudente el gobierno, en previsión de un desastre, dada la inferioridad numérica de la fuerza republicana, embarcar en el Callao la plata labrada y alhajas de los conventos, así como la celebérrima custodia, que el consulado conservaba en depósito, junto con setenta barras de plata que existían en la Moneda.
Un día presentose al arzobispo, con cartas de recomendación, un caballero recién llegado en un navío que con procedencia de Valparaíso había dado fondo en el Callao; y bajo secreto de confesión le reveló que él era el ladrón de la celebérrima estaca, la cual había llevado con gran cautela a su hacienda de Chile, y que, no embargante la excomunión, la estaca se había aclimatado y convertídose en un famoso olivar.
Su éxito fue rotundo desde la primera representación y ha dado a la lírica alguna de sus piezas más representativas, como la celebérrima romanza «Canto a la espada», que forma parte del repertorio de todos los tenores hispanoparlantes de renombre.
Allí, y casi hasta nuestros días, tuvo asiento la celebérrima Casa de las siete puertas, flanqueada por equívocas tabernas, donde deambulaban cantaores y rentistas, torerillos y lagartonas, crápulas y reclutas, rufianes y cabareteras, señoritos y poetones vividores y sablistas, dependientes y cabales, maricas y seminaristas, chaperos y aldeanos venidos desde toda la Baja Andalucía, picadores y cortijeros, gente del jornal y gentes de capa...
En 1898 surge la celebérrima revista dirigida por Eustaquio Pellicer llamada Caras y Caretas que no debe confundirse con la publicación del mismo nombre editada a inicios del siglo XXI bajo la dirección de Felipe Pigna, en la primera Caras y Caretas apareció en 1912 la primera historieta secuencial con perdurables personajes como Viruta y Chicharrón debidos a Manuel Redondo y a Juan Sanuy inspirados en " SpareRibs and Gravy " obras del estadounidense George McManus.
Hay algunas playas públicas, y el único albergue juvenil en la zona se encuentra en Menaggio, por lo que es una buena opción para los viajeros tratando de ajustarse a un presupuesto. El escritor latino Plinio el Viejo, autor de la celebérrima Naturalis Historia.
Cristo a la Columna La celebérrima imagen del Cristo atado a la Columna de la Villa de La Orotava, obra de Pedro Roldán y considerada la mejor expresión barroca que se pueda encontrar en Canarias, despertó el interés de los fieles y vecinos desde su llegada en 1689.
Los dos muchachos fueron nombrados caballeros por el condestable de Francia Oliverio de Clisson (actuando en nombre del rey) y puestos bajo la custodia y protección del duque de Borgoña hasta que Juan alcanzó la mayoría de edad y asumió su propio ducado. Su primera intervención importante se produjo en la celebérrima batalla de Agincourt.
Hija de la chilena Margarita Gamas, que incursionó como actriz; y de un español nacido en la celebérrima ciudad gallega de Santiago de Compostela (la cual durante el medioevo fue centro de peregrinación jacobeo que atraía a peregrinos desde Francia y otros lugares de Europa), debutó en su niñez participando en varios espectáculos de sainete con gran repercusión.
Sin embargo, su lugar en la posteridad se debe a la publicación en 1844 de una celebérrima novela, su Vida de Pedro Saputo, natural de Almudévar, hijo de mujer, ojos de vista clara y padre de la agudeza.