ceiba

ceiba

1. s. f. BOTÁNICA Sargazo, alga marina.
2. BOTÁNICA Árbol originario de América, de tronco grueso y copa extensa, cuyos frutos proporcionan una especie de algodón.
NOTA: Nombre científico: (Ceiba pentandra.)
Traducciones

ceiba

SF (LAm) (Bot) → ceiba tree, kapok tree
Ejemplos ?
Ahí hay un proyecto, por ejemplo, muy importante para convertir al pueblo de La Ceiba, allá en el estado Trujillo, en el Lago de Maracaibo, como sabemos, en un puerto internacional.
"Ahora no", me dijo rechazando la bolsa que le tendía. Me apartó de la columna y me llevó al pie de una ceiba. "¿Te acuerdas de lo que te conté de los arroyos en la montaña y el río?", me preguntó.
remontarnos a otros cielos como antorchas encendidas y desparramar sin llantos las estrellas de los días. ¡Ay nuestros corazones de roble! ¡Ay nuestros corazones de ceiba! Aquí están los nuevos cánones de la entrega...
Adicionalmente, un número significativo de organizaciones no gubernamentales, nacionales e internacionales, trabaja en el departamento; entre ellas, ALTERTEC, INTERVIDA, Veterinarios sin Fronteras, CADECO y Asociación CEIBA.
Los ídolos dibujados por mí los encontré en su mayoría en la isla de Zapatera, los petroglifos en la islita La Ceiba, cercana a Zapatera; solo unos pocos objetos de cerámica son de Ometepe.
También ha copiado el doctor varios dibujos de petroglifos de Ometepe; estos parecen más rudimentarios y sencillos que los dibujados por mí en la islita La Ceiba.
Esos son al presente los únicos habitantes de esta isla grande y fértil que sin duda estuvo antes poblada por millares de niquiranos edificadores de prosperas ciudades y esplendidos teocalis. La islita La Ceiba queda frente a dicha bahía (véase el mapa No.
Creo que el noroeste de ella corresponde a la cumbre de un cono volcánico hundido, y la bahía de El Chiquero al propio cráter; el angosto y alto ribete montañoso que circunda la bahía forma el borde del cráter, siendo la islita La Ceiba prolongación del mismo ribete.
Por tener Chacras, además, las cordilleras de Pálmales, El Batán, El Toro, El Bunque, El Pan de Azúcar, Fogones, El Oso, El Puyango y Cañas, también se desenvuelve una industria maderera, con la explotación de maderas de construcción, tales como: el huayacán, bálsamo, laurel, palo de vaca, ceiba, ébano, fernansánchez, porotillo, balsa, guachapelí, cedro, amarillo, cañafístola, sota, pechiche, colorado.
Este último está en la islita La Ceiba; allí en vez de ídolos —que no los hay— descubrimos varios petroglifos de indudable muy antigua data, y, además, preciosas reliquias de alfarería y piedra.
Por el oeste baja en rampa abrupta a la bahía; por el norte desciende hacia el promontorio de Punta de las Figuras que está separada del cabo sudeste de la islita La Ceiba —llamado Punta del Panteón— por un estrecho de cincuenta metros de ancho; por el este la meseta baja en pronunciadas escarpas en dirección al Lago de Nicaragua, y por el sur se despeña sobre el extinto cráter que es la laguna de Apoyo.
El hecho de que la mayoría de los ídolos tenga sus órganos genitales —a menudo en forma más conspicua que lo natural— corrobora la opinión expresada por Squier respecto a que el culto fálico, o de los principios recíprocos de la Naturaleza, tuviera vigencia entre los niquiranos. CEIBA fue sin duda una islita populosa.