Ejemplos ?
No creas que me ofusqué, que me cegué y que no comprendí desde el primer momento la intensidad y la fealdad de mi delito y el casi irresistible impulso que a cometerle me llevaba.
El procurador traía también la relación de los suyos y me habló un lenguaje tan cruel, de parte del abogado, mezclando las palabras desconfianza..., insolvencia..., ejecución, y yo no sé qué otras, que me cegué y no vi, tiré de la gaveta y le entregué todo lo que me pedía; es decir, todo lo que me quedaba, lo que me habían dado por la gargantilla de perlas, mi último dinero, mi último pedazo de pan...
DON DUARTE A no tener el estorbo destas tablas por padrino de mi amante atrevimiento, niña de amor, de amor niño, coloreara al hablaros; puesto que en todo ejercicio ansí de artes como ciencias, se suponen los principios. Cegué a la Puerta del Sol, a los rayos improvisos de otro sol que en el ocaso de un velo adoré escondido.