cegador

(redireccionado de cegadores)

cegador, a

adj. Que ciega o deslumbra una luz cegadora nos deslumbró y perdí el control del coche. deslumbrante

cegador, -ra

 
adj. Que ciega o deslumbra.
Traducciones

cegador

ADJblinding
brillo cegadorblinding glare
Ejemplos ?
Descubrió por primera vez su poder mutante de generar 'fuegos artificiales' de energía, con efectos cegadores o explosivos, cuando escapaba de los guardias de seguridad del centro comercial.
Ratti & Westbrook, 2001:402. Bombas de humo llamadas endan, así como cegadores llamados metsubushi. Abrojos que lanzaban al piso o al rostro del enemigo llamados tetsubishi.
El vídeo, filmado en aguas profundas frente a Chichi-jima, en el norte del Océano Pacífico, muestra un T. danae emitiendo destellos cegadores de luz de fotóforos con sus brazos, ya que así ataca a sus presas.
para comenzar el día inmediatamente posterior al festival copto de lunes de Pascua, y acabar en el Días de Pentecostés; un intervalo de cuarenta y cinco días." Durante la campaña egipcia de Napoleón, los soldados franceses tuvieron dificultades con el jamsin: cuando la tormenta apareció "como una mancha sangrienta en el cielo lejano", los nativos se fueron a refugiar, mientras que los franceses "no reaccionaron hasta que fue demasiado tarde, luego tosieron y se desmayaron en los cegadores y sofocantes muros de polvo." Durante la campaña del norte de África de la Segunda Guerra Mundial, "las tropas aliadas y las alemanas se vieron en varias ocasiones forzados a detenerse en mitad de la batalla debido a las tormentas de arena causadas por el jamsin...
Hicieron lo que somos, incomparables estupradores de la razón y del sentimiento que nacen, corruptores de niños, cegadores de fuentes.
Mientras tanto, el sol cae a plomo sobre el cantizal. Cae a plomo, y hiere las aristas de los cantos, los filos de los guijarros rodantes, arrancándoles cegadores destellos.
apenas había prestado atención a este increíble hecho, fijando todo su interés en la joya que asomaba por la única órbita del ídolo; sus focetas emitían rayos cegadores de belleza hipnótica.
Muros, columnas y arquitrabes de fuego viviente resplandecían cegadores alrededor del lugar donde yo parecía flotar en el aire, y se elevaban hasta una cúpula de altura infinita e indescriptible esplendor.
El gas mismo desplegaba todo el ardor de un estreno, e iluminaba con todas sus fuerzas los muros cegadores de blancura, los lienzos deslumbradores de los espejos, los oros de las medias cañas y de las cornisas, los pajes de mejillas infladas arrastrados por los perros en traílla, las damas risueñas con el halcón posado en el puño, las ninfas y las diosas que llevaban sobre la cabeza frutas, pasteles y caza; las Hebes y las Ganimedes ofreciendo a brazo tendido el anforilla de jarabe o el obelisco bicolor de los helados con copete: la historia entera de la mitología puesta al servicio de la gula.
Faroles, focos multicolores fijos o movibles, reflectores, lámparas, anuncios luminosos gigantescos le dan tanta luz que más parece día que horas nocturnas. Enormes marquesinas titilan cegadores repertorios de diversión y en miles de rincones se labran desdichas o alegrías.
Mas tomando, quién sabe de dónde, una fuerza organística pluripotencial, se vieron prender die-cisiete foquillos que despedían cegadores haces de luz blanquísima, los cuales, en un como empellón desesperado, hicieron que la astronave traspasara la onda y que ésta, como globo desinflándose o cual perro apaleado chillando, enloqueciera y reduciéndose, fuera desintegrándose en vertiginosos movimientos.
Al ver esto, XÓLOTL se estiraba cada vez más para no ser alcanzado y como hijo del pedernal, lanzaba tantas chispas que en la tremenda negrura de aquellas regiones parecían cegadores rayos que impedían ver claramente al señor de las sombras.