cazuela


También se encuentra en: Sinónimos.

cazuela

1. s. f. COCINA Recipiente de cocina, hecho de metal u otros materiales, con dos asas y tapa, que sirve para guisar. cacerola, olla
2. COCINA Cualquier guiso hecho en este recipiente con carne, patatas y legumbres.
3. Cantidad de comida que cabe en este recipiente les aseguraron tres cazuelas al día. cazolada
4. TEATRO Parte del teatro reservado antiguamente a las mujeres el muchacho se coló en la cazuela.
5. ARTES GRÁFICAS Componedor ancho de varias líneas.
6. cazuela carnicera COCINA La que es muy grande.
7. cazuela mojí o mojina COCINA Torta de queso, pan, berenjenas y miel, hecha en cazuela.

cazuela

 
f. Vasija, por lo común redonda y de barro, más ancha que honda, que sirve para guisar.
Guisado de legumbres y carne picada.
Sitio del teatro al que solo podían asistir mujeres.

cazuela

(ka'θwela)
sustantivo femenino
1. culinario recipiente de barro para guisar alimentos, de base circular y poca profundidad Guisó el conejo en la cazuela.
2. culinario guiso hecho en este recipiente, generalmente con carne y legumbres cazuela de marisco
Sinónimos

cazuela

sustantivo femenino
1 cacerola, altamía (León), cajete (Guat., México y El Salv.).
2 galería, paraíso*, gallinero.
El paraíso o la galería son los lugares de las localidades más altas y más baratas en los teatros.
Traducciones

cazuela

casserole

cazuela

SF
1. (= recipiente) [de metal] → pan; [de barro] → casserole (dish)
2. (= guiso) → stew, casserole
3. (Teat) → gods pl
Ejemplos ?
Apenas ha dado unos pasos, cuando una robusta mano la pesca de un ala. -¿A la cazuela? -dice el gallo en forma de monólogo- ¡Siempre los mismos atropellos!
Pero el dómine era cachazudo y apegado a la silla, y no la soltaba ni perdía de vista la cazuela; con lo que más y más se sublevaban los estómagos hambrientos.
Tremenda, asoladora, fue la primera embestida a la cazuela, que estuvo a punto de ser agotada, a pesar de su condición de inagotable .
La mujer extiende los brazos; pero el perro, al advertir el movimiento, acorta la distancia y se planta junto a la cazuela, enseñando los dientes.
-torna a gritar la Prensa, devorando su repuesto de mendrugos. -¿Quién pasa? -dicen los de la cazuela. -La mano oculta, que os arrebata el guisado.
A todo esto, sin dejar de mover las mandíbulas, no cesan los gritos de alerta en la Prensa, ni el fantasma de la mano oculta desaparece de junto a la cazuela.
Además, nuestra presencia tal vez impidiera al buen Jeromo sorber la salsa que queda en la cazuela del guisado, y a su mujer pasar el dedo por la tartera de las tostadas para rebañar el azúcar, y al seminarista apurar «hasta verte, Jesús mío», el vaso de vino blanco.
El más atrevido se acerca a la cazuela y levanta la tapadera; otro, pellizca las tajadas; otro, moja el pan en la salsa, algunos las uñas, y no falta quien haga trizas el cacharro y hasta que lama después los cascos.
Y son las Empanadas de Pino, quienes abren el apetitoso manjar, que muchos ojos dichosos, quieren pasar a degustar. El "Asado" y la "Cazuela", las "Humitas" y el "Charquicán"; y el rico "Pastel de Choclo", deleitan al comensal.
Mi padre y mis hermanos grandes, con toda su gravedad de señores muy principales, se daban sus vueltas por allí, y sacaban con un chuzo, de la hirviente cazuela, ya el dorado buñuelo, ya la esponjosa y retorcida hojuela; o bien haciendo del mecedor revolvían el pailón de natilla, que, revienta por aquí, revienta por más allá, formaba cráteres tamaños como dedales.
Entre los naipes, los bolos y el pleito que corría ya de su cuenta, no le quedaba tiempo libre en todo el año más que para almorzar la cazuela de leche, tomar las once con medio de blanco, comer despacio el ollón de berzas, patatas y tocino, en compañía de su ama de llaves, echar la siesta, en verano bajo un nogal y en invierno en la pajera, cenar al anochecer otro ollón como el del mediodía, dormir diez horas, y, por último, pasar una escoba o un puñado de yerbas sobre el lomo de su ganado antes que lo llevaran por la mañana al pasto, y segar el retoño para el caballo que estaba a su cargo.
Volvió a ocultarse al ver que el negro entraba en el patio, traía una cazuela con comida y, metiéndose en el coche, la dejó allí, sin duda, pensó el niño, para que su hermana no se muriese de hambre.