Ejemplos ?
Del golpazo que recibí, quedé desmayado. Pensé al ir cayendo, ahora éste si es mi fin. CAPÍTULO IX Cuando recobré el sentido, aturdido como estaba, me di cuenta que me encontraba en una tenebrosa cueva y lo que descubrí fue pavoroso: una hormiga roja que para mi tamaño era tan grande como un león, me vigilaba con sus ojos saltones y sus antenas se movían veloces como para comunicar a otras de su especie, su hallazgo.
presente para defenderme, que he sido siempre muy opuesto a toda otra expedición que la del Perú, a donde he sostenido que convenía poner todo el empeño, pues Chiloé, sin necesidad de ataque, cedería cayendo el Perú.
“Con decisión “A conquistar “Nuestra emancipación.” (Van cayendo muertos los defensores.) JUAN (Empuña la bandera roja y la hace ondear sobre el parapeto.) (Dirigiéndose al enemigo.) Hermanos obreros de la ciudad: esta bandera representa la sangre de todos los oprimidos del mundo.
El manto que la cubriera ha caído de sus hombros, y su mórbido seno, así como sus hermosísimas espaldas estuvieran expuestas a las miradas profanas de los salvajes, si su hermosa cabellera de ébano no le cubriese casi toda entera, dejando sólo a la vista de las codiciosas miradas de los bárbaros, sus blancos bien torneados brazos, cayendo y uno a discreción sobre la espalda tostada del cacique, y el otro a lo largo de su inanimado cuerpo.
Al principio, la madriguera del conejo se extendía en línea recta como un túnel, y después torció bruscamente hacia abajo, tan bruscamente que Alicia no tuvo siquiera tiempo de pensar en detenerse y se encontró cayendo por lo que parecia un pozo muy profundo.
Contemplaba aquel extraordinario paisaje cuando advertí que un tumulto de estrellas venía cayendo hacia mí como si fueran miles y miles de brillantes piedrecillas que irascibles, me tundían.
En anocheciendo,fue cayendo y cargando la lluvia de ceniza, aunque tomada ente manos tenía alguna aspereza, y apretada entre los dedos quedaban algunos granillos negros que relumbraban algo y daban muestras del metal quemado.
Esto se hizo en la Argentina cuando se creyó durante el régimen de la convertibilidad, durante el régimen del Consenso de Washington donde el modelo era no de crecimiento y empleo, sino de metas de inflación y así nos fue. Primero fueron por uno, después fueron por los otros y finalmente terminaron cayendo todos, excepto los bancos.
La calidad de la educación permanecía estancada. La inversión y la productividad estaban cayendo y nos estábamos alejando de los necesarios equilibrios macroeconómicos.
El carcelero le da un terrible garrotazo por la espalda, que lo tiende boca abajo; en seguida lo hace levantarse a puntapiés.) ¡Levántate, perro! JUAN (Levantando y cayendo alternativamente a los puntapiés.) (Quejumbroso.) No me pe … gue su merced.
(Todos disparan; los de afuera contestan el fuego, y todos los defensores del baluarte, con excepción de Marcos, van cayendo muertos hasta quedar solo Marcos.) (Una voz de afuera: ¡ríndete!) (Con energía.) ¡Un anarquista no se rinde!
Ojalá que no estemos cayendo en esa suerte de oscurantismo; quienes etiquetan un conjunto de políticas, a través de un calificativo como el de "neoliberal", cometen un error: En primer lugar, debieran dar una definición precisa de qué quieren decir cuando hablan de un gobierno neoliberal; ninguno de esos críticos ha ofrecido una definición adecuada, ni siquiera ha intentado darla.