cavo

(redireccionado de cavos)
También se encuentra en: Sinónimos.

cavo

s. m. ZOOLOGÍA Madriguera, cueva de animales, especialmente de los conejos.
Traducciones

cavo

oco
Ejemplos ?
63 Sobre los altos mares llevado Atis en rápida balsa, cuando el frigio bosque con su pie, por el deseo excitado, tocó y se acercó a los opacos, de espesuras coronados lugares de la diosa, aguijado allí por enfurecedora rabia, errante él en sus ánimos, se desgarró del pubis, con agudo contra sí sílice, los pesos, 5 y de este modo, cuando dejados sintió para él unos miembros sin su hombre, de todavía reciente sangre los suelos de la tierra manchando, con unas níveas manos, agitada, cogió el leve típano, el típano tuyo, Cibebe, los inicios, Madre, tuyos, y golpeando los lomos de un toro, cavos...
Le desmereces: la abominación es piedad en tu esposo Tereo.” 635 No hay demora, arrastró a Itis, igual que del Ganges una tigresa la cría lactante de una cierva por las espesuras opacas, y cuando de la casa alta una parte alcanzaron remota a él, tendiéndole sus manos y ya sus hados viendo y “madre, madre” clamando y su cuello buscando, 640 a espada hiere Progne, por donde al costado el pecho se une, y no el rostro torna; bastante a él para sus hados incluso una herida era: la garganta a hierro Filomela le tajó, y vivos aún y de aliento algo reteniendo sus miembros le despedazan. Una parte de ahí bulle en los cavos calderos, 645 parte en asadores chirrían.
La demora tarda de vuestra mente se aparte; juntas id, seguidme a la frigia casa de Cibebe, a los frigios bosques de la diosa, 20 donde de los címbalos suena la voz, donde los tímpanos rugen, donde el flautista frigio canta grave con su curvo cálamo, donde sus cabezas las Ménades con fuerza sacuden, de hiedra ornadas, donde los sacrificios santos con agudos alaridos hacen, donde acostumbraba a revolotear aquella de la diosa errante cohorte, 25 adonde a nosotras honra apresurarnos con agitados tripudios.” Una vez que esto a sus acompañantes Atis cantó, bastarda mujer, el tiaso de repente en sus lenguas trepidantes aúlla, el leve tímpano remuge, los cavos címbalos resuenan.
El arquitecto italiano Alberto Cavos (hijo de un compositor de ballets, muy conocido en Rusia, Catterino Cavos) llevó a cabo la reconstrucción, que culminó con la reapertura en 1856.