Ejemplos ?
—Algunas veces la tabla de una mesa, u otra pieza de mobiliario similarmente arreglada, es levantada por la persona que desea ocultar un objeto; entonces la pata es excavada, el objeto depositado dentro de su cavidad y la tabla vuelta a colocar.
(187) Todo en tranquila soledad yacia, Y solo alguna vez lánguido y lento Partido en frases sin compas se oia Un pausado cantar que se perdia Por la tranquila cavidad del viento.
Mientras que permanecían, los Búhos, advertidos por la adolescente, subieron numerosos a la cavidad sobre la tierra, adonde subió también su aviso .
Pienso que no lo necesita. No he tenido nunca ocasión de reconocer la cavidad bucal de Irma. El suceso del sueño me recuerda el reciente reconocimiento de una institutriz, que me había hecho al principio una impresión de juvenil belleza, y que luego, al abrir la boca, intentó ocultar que llevaba dentadura postiza.
Confinados en alguna cavidad de la Tierra creemos habitar en lo alto, tomamos el aire por el cielo y creemos que es el verdadero cielo en el que los astros evolucionan.
Los extremos de los pilares de las camas son utilizados con el mismo fin. — ¿Pero la cavidad no podría ser detectada por el sonido?
El pico es una fidelísima reproducción, el ojo forma una cavidad semicircular; el ángulo interno o anterior del ojo está muy visible.
Y de pronto, como quien resbala y se sume en un lago, cayó en sopor absoluto; su corazón, loco pájaro, bailó en la cavidad que lo encerraba, y su pulso saltó, cual los cabritillos que trepan por una ladera difícil.
En la cavidad interior se veía la caja mortuoria que simulaba contener los restos del malogrado marino; sobre esa caja se veían el retrato de Heros, su gorra de teniente 2º, lo único que dejó su cuerpo sobre la cubierta del “Huáscar”; una corona de ciprés tejida y varias prendas y armas de marina.
Tuvo cetro temido la mano, que aun no muestra haberlo sido; sentidos y potencias habitaron la cavidad que ves sola y desierta; su seso altos negocios fatigaron; ¡y verla agora abierta, palacio, cuando mucho, ciego y vano para la ociosidad de vil gusano!
Cabeza Algunas personas, habiéndonos manifestado el deseo de que no se abriera el cráneo, ya que querían moldearle, ya porque el cadáver debiendo quedar expuesto por algunos días era conveniente que la cabeza estuviese lo más intacta posible, nos hemos conformado a su gusto, por la razón que el enfermo, habiendo conservado hasta los últimos momentos una perfecta integridad en la sensibilidad general y especial en la movilidad y en la inteligencia ... no podía aclarar en nada una enfermedad cuyos síntomas habían tenido por sitio casi exclusivo la cavidad abdominal.
—Ayante, hirió en medio del vientre al aguerrido Forcis, hijo de Fénope, que defendía el cadáver de Hipótoo; y el bronce rompió la cavidad de la coraza y desgarró las entrañas: el teucro, caído en el polvo, cogió el suelo con las manos.