cavernario

(redireccionado de cavernarios)

cavernario, a

adj. De las cavernas.

cavernario -ria

 
adj. Relativo a las cavernas, o que tiene caracteres de ellas.

cavernario, -ria

(kaβeɾ'naɾjo, -ɾja)
abreviación
1. relativo a las cavernas o que tiene características de ellas oso cavernario
2. hombre prehistórico que vivía en las cavernas hombre cavernario
Ejemplos ?
De todos los homínidos que los conocieron, los neandertales parecen haber sido quienes tuvieron una relación más estrecha con los osos cavernarios.
Sloprano: Una fabrica de bolas de excremento de vacas y el hogar de "The Great Migthy Poo". Uga Bugas: Volcán en el que viven cavernarios y el lugar donde tienen secuestrada a Berri.
Los osos cavernarios son fáciles de diferenciar de los osos pardos (con quienes convivieron durante casi toda su existencia) por su morro menos pronunciado y su frente abrupta y hundida.
Las extremidades delanteras son más largas y robustas que las traseras. En mayo de 2005, un equipo de paleontólogos de California consiguió aislar parte del material genético de dos osos cavernarios.
Al reducirse estas áreas boscosas durante los máximos glaciales, las poblaciones de osos cavernarios quedaban frecuentemente aisladas y sujetas a la consanguineidad.
Como los osos pardos, los osos cavernarios eran animales solitarios. Despertaban en primavera del largo letargo invernal y pasaban el buen tiempo alimentándose, fundamentalmente de hierbas, frutos y hojas que machacaban con sus potentes molares.
Es precisamente en el fondo de las cuevas donde se han encontrado la mayoría de los restos de osos cavernarios, razón por la que han recibido su nombre popular.
Los osos cavernarios debían combatir con multitud de animales para hacerse con un refugio donde pasar el invierno, entre ellos grandes carnívoros como osos pardos, hienas gigantes y leones.
Además de esto, los hallazgos arqueológicos indican que los osos cavernarios, a pesar de su tamaño y su fortaleza, no eran presas raras cuando los humanos salían de caza; el yacimiento inglés de Boxgrove parece indicar que esta depredación era antiquísima, pues hace ya 480.000 años, los antepasados de los osos cavernarios (Ursus deningeri) caían víctimas de los ancestros de los neandertales (Homo heidelbergensis).
A los anteriores se suman Los Panitas, Los Escorpiones, Las Fieras, Las Hormigas, Los Panzudos, Las Gacelas, Las Panteras, Los Rookies, Los Cavernarios, Los Tigres, Las Plagas, Los Pieles Rojas, Los Gredas, Los Chilúas, Las Supermaquinas y desde el sector de villa Rosa salen todos los Grupos denominándose o llamándose "Carnaval 47" dirigido por el Dr.
La presencia de esqueletos adultos de leones totalmente articulados, en lo profundo de madrigueras del oso de las cavernas, indica que los leones pudieron haberse adentrado en estas para cazar osos cavernarios en hibernación, muriendo algunos de ellos en el intento.
Estas representaciones indican que los leones cavernarios poseían orejas redondeadas sobresalientes, colas con mechón, tal vez tenues rayas como las de los tigres, y que al menos algunos poseían un "collar" de pelo o melena primitiva alrededor de su cuello, indicando que se trataba de machos.