cautivo

(redireccionado de cautivas)
También se encuentra en: Sinónimos.

cautivo, a

1. adj./ s. Que está retenido por la fuerza en algún lugar tiene un pájaro cautivo en la jaula. prisionero, preso
2. literario Que está prendido o sujeto por el atractivo de una persona cautivo de su belleza.
3. MILITAR Que ha sido apresado en guerra los cautivos fueron trasladados al campo de concentración.

cautivo, -va

 
adj.-s. Prisionero, privado de libertad.

cautivo, -va

(kaw'tiβo, -βa)
abreviación
1. que está impedido de la libertad león cautivo
2. dominado por el atractivo de alguien o algo cautivo de su mirada

cautivo, -va


sustantivo masculino-femenino
persona que no puede hacer uso de su libertad El cautivo deseaba su libertad.
Sinónimos

cautivo

, cautiva
adjetivo y sustantivo
prisionero, preso, presidiario*, penado*.
«Prisionero se aplica exclusivamente al militar cogido en acción de guerra, y preso a cualquier persona a quien se priva de su libertad, ya sea por sentencia de juez, ya por imposición de un superior, ya, en fin, por arbitrariedad del que ejerce la fuerza. La voz cautivo... supone inocencia, excita sentimientos de confraternidad, de compasión y de ternura...»
José Mª Gómez de la Cortina
.
Traducciones

cautivo

captive, caught

cautivo

captif

cautivo

الأسير

cautivo

俘虏

cautivo

俘虜

cautivo

v zajetí

cautivo

fangenskab

cautivo

vankeudessa

cautivo

fångenskap

cautivo

/a ADJ & SM/Fcaptive
Ejemplos ?
Allí vieras mis plantas olorosas Abrir su puro cáliz al rocío Y en el harén cautivas mil hermosas Agostarse sedientas de amor mío.
2 Y habíanse llevado cautivas á las mujeres que estaban en ella, desde el menor hasta el mayor; mas á nadie habían muerto, sino llevado, é ídose su camino.
Las madres libres, llorando, atropellando los guardias, a las cristianas cautivas sus propias telas regalan, y parten los alimentos que a los moros preparaban, entre los tristes esclavos, que los devoran con ansia.
Negras cautivas las sirven que por doquier las circundan, para su capricho esclavas, para su servicio muchas; jardines tienen abiertos de frondosidad oscura, do alegres pájaros trinan, do frescas fuentes susurran; do de los árboles altos la espesa sombra confusa, el aura abrasada templa, y el sol entolda y ofusca; donde en hamacas de seda muellemente se columpian del céfiro acariciadas que en la hojarasca murmura.
Habían ocupado la roca a fin de dar una salida a las aguas que este dique retenía cautivas y que formaban el lago de la Bourboule.
EL ESPECTRO DE POLIDORO. HÉCUBA. CORO DE MUJERES CAUTIVAS. POLIXENA. ODISEO. TALTIBIO. UNA SERVIDORA. AGAMENÓN. POLIMESTOR .
Arrodilla, arrodíllate en la tierra donde segada en flor yace mi Lola, coronada de angélica aureola; do helado duerme cuanto fue mortal; donde cautivas almas piden preces que las restauren a su ser primero, y purguen las reliquias del grosero vaso, que las contuvo, terrenal.
Reflexionad que, mientras desde mi «luneta» (todavía hay en Marineda quien las llama así), me sepultaba en la contemplación de las bases del lindo edificio, ya cautivas en el chapín de Rosina, ya encerradas en el botincillo de raso blanco de Amina (la Sonámbula), mis dos vecinos me decían a cada momento: -Estévez, no sea usted raro...
Hacían viandas de su carne, bebidas de su sangre, de los huesos flautas para animar los festines, con los dientes amuletos para los combates, con los cráneos vasos para las libaciones, con los cabellos cascos y hondas, y con la piel tambores para amedrentar a los enemigos. Deshonestos y crueles, engendraban hijos en las mujeres cautivas y los cebaban para comérselos.
Lo haré, sin embargo, en lo que me es posible, pidiendo algunos adornos á las cautivas que, sentadas junto a mí, habitan en esas tiendas, caso de que alguna pueda escamotear á nuestros nuevos amos cualquier cosa de sus moradas.
Con todo, los espíritus inmundos, encerrados por aquella arte nefaria en los mismos simulacros, reduciendo a su compañía las almas de sus adoradores, las veían miserablemente cautivas, por lo que dice el Apóstol: «Sabemos bien que el ídolo es nadie, y lo que sacrifican los gentiles, a los demonios lo sacrifican y no a Dios; no quiero que os hagáis participes y compañeros de los demonios.» Así que después de este cautiverio, en que los malignos demonios tenían esclavizados a los hombres, se va edificando la casa de Dios en toda la tierra, de donde tomó su título aquel salmo que dice: «Cantad al Señor un cántico nuevo.
9 Y llevaron cautivas los hijos de Israel las mujeres de los Madianitas, y sus chiquitos y todas sus bestias, y todos sus ganados; y arrebataron toda su hacienda.