cautivo

(redireccionado de cautiva)
También se encuentra en: Sinónimos.

cautivo, a

1. adj./ s. Que está retenido por la fuerza en algún lugar tiene un pájaro cautivo en la jaula. prisionero, preso
2. literario Que está prendido o sujeto por el atractivo de una persona cautivo de su belleza.
3. MILITAR Que ha sido apresado en guerra los cautivos fueron trasladados al campo de concentración.

cautivo, -va

 
adj.-s. Prisionero, privado de libertad.

cautivo, -va

(kaw'tiβo, -βa)
abreviación
1. que está impedido de la libertad león cautivo
2. dominado por el atractivo de alguien o algo cautivo de su mirada

cautivo, -va


sustantivo masculino-femenino
persona que no puede hacer uso de su libertad El cautivo deseaba su libertad.
Sinónimos

cautivo

, cautiva
adjetivo y sustantivo
prisionero, preso, presidiario*, penado*.
«Prisionero se aplica exclusivamente al militar cogido en acción de guerra, y preso a cualquier persona a quien se priva de su libertad, ya sea por sentencia de juez, ya por imposición de un superior, ya, en fin, por arbitrariedad del que ejerce la fuerza. La voz cautivo... supone inocencia, excita sentimientos de confraternidad, de compasión y de ternura...»
José Mª Gómez de la Cortina
.
Traducciones

cautivo

captive, caught

cautivo

captif

cautivo

الأسير

cautivo

俘虏

cautivo

俘虜

cautivo

v zajetí

cautivo

fangenskab

cautivo

vankeudessa

cautivo

fångenskap

cautivo

/a ADJ & SM/Fcaptive
Ejemplos ?
(7) Yo soy el Trovador que vaga errante, Si son de vuestro parque estos linderos No me dejeis pasar, mandad que cante; Que yo sé de los bravos caballeros La dama ingrata, y la cautiva amante, La cita oculta y los combates fieros Con que á cabo llevaron sus empresas Por hermosas esclavas y princesas.
Y no entro ni salgo en lo de si es quimérico y fruto de fantasías soñadoras eso de igua- lar á la mujer en derechos con el varón; ni en si, alcanzado el propósito, desaparecerían el hogar con todos sus encantos, y la familia con todos sus privilegios. Algo más: no me cautiva el tema; pero no excomulgo á los que lo sustentan, ni me es- candalizo de que ejerzan propaganda.
En 1806 el viajero espanol que parte de Fuerte Ballenar, Chile, relata en su cronica la presencia en Puelen, de la cautiva Petronila Perez, llamada entre su gente LLamigual o sea Ya se perdio la guala.
De este hecho surge la poesfa del escritor Edgar Morisoli: "Ay, Petronila Perez, Ay Petronila, el agua huala perdida, riyendo brilla... de amor a tus amores / Tus pasitos de huala, fuiste cautiva.
¡Honor al que trae cautiva la extraña bandera honor al herido y honor a los fieles soldados que muerte encontraron por mano extranjera!
Y hay que aceptar la convocatoria, participando en la coreografía, de esta vasta documentación, que informa de forma entretenida. EL PAN BATIDO ¡Que aroma tan embriagador, cautiva, encanta y fascina; dan ganas de degustarlo, recién salido de la hornilla¡.
Su estrofa fue esta vez como la ola que nace del mar agitado, y crece al paso con el encuentro de otras olas, y se empina, y se enrosca, y se despliega ruidosamente, y va a morir en espuma sonante y círculos irregulares y rebeldes no sujetos a forma ni extensión; acá enseñoreándose de la arena y tendiéndose sobre ella como triunfador que echa su manto sobre la prisionera que hace su cautiva; allá besando mansamente los bordes cincelados de la piedra marina caprichosa; quebrándose acullá en haces de polvo contra la arista enhiesta de las rocas.
¡Alláh akbár! es la cautiva que perdió su corazón. Garza joven, sorprendida en las lomas de Antequera al tender la vez primera tiernas alas hacia el sol, no ha podido libre al viento al cruzar verde paisaje, ostentar de su plumaje el brillante tornasol.
No es más gordo el hilo de que se ha servido Pedro Antonio de Alarcón para tejer su Sombre- ro de tres picos 6 Historia de los amores de la Molinera y el Co- rregidor la más linda novela de contemporáneo autor que ha caí- do bajo mis lentes. Son los detalles, y no el fondo, lo que en ella me cautiva, é idéntica impresión ha producido en mí La Hija del Contador.
Byron en Grecia, combatien- do por el derecho y cantando á la libertad, me cautiva más que Byron, cantor de sus pasiones íntimas, individuales.
Aquel moro que promete con altivez mahometana en su oculto gabinete dar a una esquiva cristiana, riquísimos terciopelos y perfumes orientales, de Grecia cautiva velos y de Cachemira chales...
¡Alláh akbár!» Los Gomeles la llevaron ante el rey: amóla al verla y en su harén quiso tenerla el injusto Boabdil. Mas en vano; la cautiva guarda firme allá en su pecho el santuario que tiene hecho para el árabe gentil.