caulículo

(redireccionado de caulículos)
Búsquedas relacionadas con caulículos: cimacio, voluta

caulículo

(Del lat. cauliculus < caulis < gr. kaulos, tallo.)
s. m. ARQUITECTURA Vástago que sale de las hojas de acanto que adornan el capitel corintio.
Ejemplos ?
En el Quattrocento fue frecuente recurrir a columnas y pilastras adosadas, a los capiteles clásicos (con preferencia el corintio, aunque sustituyendo los caulículos por figuras fantásticas o de animales), los fustes lisos y el arco de medio punto, a la bóveda de cañón y de arista, así como a cubiertas de madera con casetones.
El capitel está formado por dos cuerpos, el inferior con doble fila de hojas de acanto y unos caulículos o tallitos que surgen entre estas hojas y se enroscan en los ángulos y centros.
Tienen las características propias de las obras califales cordobesas de los tiempos de Al-Hakam II, con hojas lisas casi siempre y caulículos cruzados en medio o rayados como hojas a bisel.
Aparecen tres arquillos de medio punto con arquivoltas sogeadas seguidas de otras de puntas de diamante apean sobre dos columnas centrales y sobre las jambas del hueco. Los capiteles de las dos columnas representan rudas hojas acabadas en gruesos caulículos como bolas.
Los fragmentos de un techo de mármol griego de las islas con gárgolas en forma de prótomos de león, así como los fragmentos también de mármol, de ricas acroteras con caulículos y palmetas del estilo severo, demuestran que la nueva construcción debió de ser muy importante y de alto nivel.
Fue frecuente recurrir a los órdenes clásicos, con columnas y pilastras adosadas, capiteles (con preferencia el corintio, aunque sustituyendo los caulículos por figuras fantásticas o de animales), fustes lisos y casi omnipresencia del arco de medio punto.
palmetas, figuras de palmas. rayos de corazón, hojas acuáticas con alguna forma de corazón. caulículos o tallos. follaje serpenteante, que forma róleos.
El capitel es el elemento más representativo de este orden y se reconoce por su apariencia de campana invertida o cesta de la que rebosasen las hojas de acanto, cuyos tallos dan lugar a una especie de volutas o espirales (caulículos) en las cuatro esquinas.