caudaloso

caudaloso, a

1. adj. Se aplica a la corriente de agua que tiene mucho caudal la ciudad tiene un río caudaloso.
2. Se refiere a la persona que tiene muchos bienes o dinero. acaudalado, rico

caudaloso, -sa

 
adj. De mucha agua.

caudaloso, -sa

(kawða'loso, -sa)
abreviación
que transporta abundante agua río caudaloso
Traducciones

caudaloso

affluent, wealthy

caudaloso

ADJ
1. [río] → wide, fast-flowing (liter) → mighty
2. (= abundante) → copious, abundant
Ejemplos ?
¡Qué bellas y espumosas son las plácidas corrientes que bañan las riberas de este soberbio y caudaloso río! Majestosos los bosques que sombrean sus márgenes, magníficos los árboles que bordan su costa.
El Paraná es el más rico jardín del mundo, sus fértiles y productivas islas, se puede decir con verdad, forman un archipiélago en este soberbio y caudaloso mar de agua dulce.
Los otros rodaron al caudaloso río de argentados vórtices, y cayeron en él con gran estrépito; resonaba la corriente, retumbaban ambas orillas y los teucros nadaban acá y allá, gritando, mientras eran arrastrados en torno de los remolinos.
Los ricos teucros, que habitaban en Zelea, al pie del Ida, y bebían el agua del caudaloso Esepo, eran gobernados por Pándaro, hijo ilustre de Licaón, a quien Apolo en persona diera el arco.
Aunque escribir yo versos sea locura, Vencido del dolor, que mi alma siente, De ver ya hecha tierra tu figura En tus primeros años crudamente, En la memoria de tu desventura, Porque suene tu mal de gente en gente, En la corteza dura de este pino Poner este epitafio determino: Junto de aqueste pino sepultado Yace el mas sin ventura y venturoso Pastor, que apacentó jamas ganado Ribera de este rio caudaloso, En morir tan temprano desdichado, Y en amar altamente venturoso.
Curval le tendió al instante el pico, en el cual la encantadora niña depositó una cagada monstruosa que el presidente se tragó en tres bocados, no sin perder entre las manos de la Fanchón, que lo sacudía, un caudaloso río de semen.
uriosa y poco conocida es la descripción de Lima hecha por Agustín de Zárate, a mediados del siglo XVI y que SE transcribe; cabe destacar que está escrito en español antiguo: “Está en un llano junto a un río caudaloso; la tierra es muy abundante de pan y de todo género de frutas y ganados.
El área elegida para la radicación de la nueva Capital está asentada sobre las márgenes del río Negro, el río interior más caudaloso del país y en ella confluyen dos extensas regiones que configuran dos fisonomías contradictorias de la República.
Cantemos el oro, río caudaloso, fuente de la vida, que hace jóvenes y bellos a los que se bañan en sus corrientes maravillosas, y envejece a aquellos que no gozan de sus raudales.
Continúa el itinerario aéreo, volando sobre las ruinas de grandes ciudades que se levantaron a orillas del caudaloso Danubio, ciudades que nuestra época no conoce aún; pero aquí y allá -sobre lugares ricos en recuerdos que algún día saldrán del seno del tiempo- se posa la caravana para reemprender muy pronto el vuelo.
Pintado el caudaloso río se vía, que en áspera estrecheza reducido, un monte casi alrededor ceñía con ímpetu corriendo y con ruido; querer cercallo todo parecía en su volver, mas era afán perdido; dejábase correr en fin derecho, contento de lo mucho que había hecho.
La parte que corresponde al cuartel inferior derecho con fondo de color amarillo representa la riqueza de nuestra tierra, contiene tres troncos petrificados, representando al Bosque Petrificado del Puyango único en el Ecuador, constituido en Patrimonio Natural de la Humanidad, custodiado celosamente por el caudaloso rio Puyango.