catapulta


También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con catapulta: catapultar

catapulta

(Del lat. catapulta < gr. katapultes.)
1. s. f. AERONÁUTICA Mecanismo lanzador que facilita el despegue de las aeronaves en un portaaviones.
2. HISTORIA Antigua máquina de guerra para lanzar piedras, dardos o saetas. trabuquete

catapulta

 
f. mil. Dispositivo mecánico que en los buques, y gralte. en los portaviones, sirve para el lanzamiento de aviones.

catapulta

(kata'pulta)
sustantivo femenino
1. historia máquina antigua de guerra catapulta para lanzar piedras
2. cosa que impulsa y contribuye al desarrollo de otra Sus años como senador fueron la catapulta hacia la presidencia.
Sinónimos

catapulta

sustantivo femenino
Traducciones

catapulta

Katapult

catapulta

catapulte

catapulta

catapult

catapulta

katapult

catapulta

Katapulta

catapulta

Катапулт

catapulta

Katapult

catapulta

Katapult

catapulta

カタパルト

catapulta

투석기

catapulta

Katapult

catapulta

SFcatapult, slingshot (EEUU)
Ejemplos ?
Su aullido interrumpido con un gorgoteo burbujeante y boquirrojo, el acólito lacerado se tambaleó bajo la presión de la catapulta liberada.
Heinlein, ya en 1966, utiliza una catapulta electromagnética para acelerar carga desde una base lunar a la Tierra y el mismo mecanismo es usado por Arthur C.
Por otra parte, desde la época de Julio César, las legiones incluían un tren de artillería bastante completo: cada centuria estaba equipada con una carroballista, una gran ballesta montada encima de un carro, y cada cohorte con una catapulta, lo que no sólo incrementaba la potencia de fuego de la legión en el combate a campo abierto, sino que servía también para la guerra de asedio.
Sin embargo al día siguiente, cuando otros mil estudiantes, que se habían reunido en una iglesia, marcharon hacia el centro de la ciudad cantando "¡Queremos Libertad!", Bull Connor ordenó atacarlos con agua disparada por mangueras de bomberos y luego lanzó contra ellos perros policía. Además había colocado una catapulta con ladrillos apuntándole al paso de los niños.
La novela El Evangelio según Jesucristo (1991) lo catapulta a la fama a causa de una polémica sin precedentes en Portugal —que se considera una república laica—, cuando el gobierno veta su presentación al Premio Literario Europeo de ese año, alegando que «ofende a los católicos».
Por todo ello, se infiere que cuando los niños se encuentren rodeados de un entorno alfabetizador intenso: libros, revistas, cómics, periódicos, canciones, carteles, letreros, anuncios, recados, recetas, bibliotecas, fonotecas, videotecas, su desarrollo lectoescritor se verá intensificado. El gusto o la curiosidad por entrar en ese mundo, catapulta la motivación comunicativa.
La clase de Español debe ser así, una especie de catapulta que ayude al alumnado adolescente a desenmascarar los signos del engaño y al contribuir a su conciencia semiótica, sígnica, prepararlo en pos de la razón crítica que lo fortalezca en sus decisiones solidarias.
Se había topado con una trampa antigua y olvidada; un error que habría hecho problemática la longevidad de alguien menos ágil que él. Un mecanismo, similar en tipo al de una catapulta en miniatura estaba escondido entre dos secciones del suelo de granito.
-En la estación de Tinguiririca, pero... Algo insólito me cortó la palabra y salí del asiento disparado como por una catapulta. Caí en medio de un montón de maletas y sacos de viaje y, mientras pugnaba por levantarme, oí una horrorosa gritería seguida de lamentos desgarradores.
Yo vi cuando de monte desgajada una ingente peña lanzó en medio de las ondas, vi de nuevo, como por las fuerzas de una catapulta llevadas, vastas rocas que él disparaba con su brazo de Gigante, y que no hundiera ese oleaje o esa piedra la quilla, 185 mucho temí, ya que yo no estaba en ella olvidado.
El mecanismo de la catapulta en miniatura estaba cubierto de moho y telarañas, pero a pesar de todas esas reliquias de la antigüedad, su eficacia permanecía indestructible.
A la derecha de la trampa había una pequeña escalera que llevaba a una hornacina en el techo; una entrada escondida al mausoleo del que la catapulta era guardián silencioso e incansable.