casus belli

casus belli

(Expresión latina.)
s. m. Indica caso, motivo de guerra o conflicto.

casus belli

 
loc. lat. Locución válida para designar el pretexto por el que se justifica o se declara una guerra.
Ejemplos ?
Durante el período que siguió inmediatamente después, Rusia usó sus nuevas prerrogativas con una fuerza notable: la deposición de Constantine Ypsilantis (en Valaquia) y de Alejandro Mourousis (en Moldavia) por Selim III, pedida por el embajador del Imperio francés en Turquía, Horace Sébastiani (cuya preocupación por las conspiraciones pro-rusas en Bucarest llegó a ser parcialmente confirmada), constituyeron el " casus belli " para el conflito de 1806-1812 (el general ruso Mikhail Andreyevich Miloradovich repuso a Ypsilantis en el trono durante su expedición militar en Valaquia).
El jefe de una escuadra naval española ocupó las islas Chincha en abril de 1864, y se consideró el incidente como un casus belli que desembocaría en la breve Guerra hispano-sudamericana de 1866, cuyo último episodio es el Combate del Callao del 2 de mayo de 1866.
Asunto Lavon Casus belli Conspiraciones del 11-S Estrategia de la tensión Guerra de cuarta generación Propaganda Operaciones encubiertas Operación Gladio Teorías de la conspiración del 11M
Sin embargo, Teodato hizo prisionera a la reina, encerrándola en una residencia en la isla Martana, en el lago Bolsena, en donde la hizo asesinar en 535, posiblemente a instigación de Teodora que buscaba un casus belli para la intervención de Justiniano.
Los samnitas interpretaron como casus belli tanto el apoyo que Roma brindó a la ciudad de Nápoles, amenazada por los samnitas, como la fortificación de Fregelas (328 a.
Desde los tiempos de Martín Lutero, las guerras europeas se desencadenaban tanto por motivos geopolíticos como religiosos. Tras la Paz de Westfalia, la religión dejó de ser esgrimida como casus belli.
Sin embargo, las razones aducidas como casus belli de las invasiones incluyen la recuperación de un territorio perdido en el pasado; el idealismo religioso; las políticas de interés nacional; la persecución de los enemigos; la protección de los aliados; la adquisición de colonias; la previsión de un ataque futuro real o percibido; la protección o adquisición de rutas de transporte o recursos naturales, incluyendo los suministros de agua y petróleo; aplacar un conflicto desestabilizador o irrazonable entre vecinos; y como castigo a una supuesta deshonra.
La vecindad de la ambiciosa Venecia se emparentaba con la enemistad: querían el mar Adriático para ellos solos: la excusa en busca del casus belli utilizada para patrullar y bloquear aquellos puertos por parte de las galeras venecianas fueron los piratas uskoks, protegidos por Fernando, pues eran católicos instalados en Croacia y en el puerto de Zenyg y que se dedicaban a saquear naves venecianas que, precisamente, abastecían de armas al turco.
De esta forma, Roma tuvo la excusa idónea para atacar a sus antiguos aliados, debido al creciente interés que suponían para la República expandir sus redes comerciales fuera del Lacio y acaparar los centros comerciales para así paliar su excesiva dependencia de la agricultura. La deditio de Capua supuso así el casus belli que llevó a samnitas y romanos a la guerra.
Inmediatamente Fernando el Católico, que estaba en guerra contra Francia, consideró esta alianza como un "casus belli" que comprometía el destino de Castilla y ordenó la invasión de Navarra.
Si bien la empresa de conquistar la isla respondía a razones de políticas internas de prestigio de la monarquía y de expansión territorial tras el declive almohade, el casus belli empleado fue el saqueo y captura en Ibiza de dos naves catalanas que se dirigían a comerciar con Ceuta y Bugía en noviembre de 1226.
La rama sur del Transmanchuriano, luego transformada en el Ferrocarril del Sur de Manchuria, se convirtió en una fuente de conflictos y casus belli que provocaron la Guerra ruso-japonesa, el Conflicto sino-soviético de 1929, y el Incidente de Mukden que desembocaría en la Invasión japonesa de Manchuria.