castaño

(redireccionado de castañas)
También se encuentra en: Sinónimos.

castaño, a

1. adj./ s. Se aplica al color marrón, como el de la cáscara de la castaña.
2. adj. De este color tiene el pelo castaño.
3. s. m. BOTÁNICA Árbol de la familia de las fagáceas, de gran tamaño, hojas grandes y caducas y dentadas y flores monoicas, cuyo fruto es la castaña.
4. CARPINTERÍA Madera de este árbol.
5. castaño de Indias BOTÁNICA Planta arbórea o arbustiva de hoja caduca, compuesta y palmeada.
6. pasar de castaño oscuro coloquial Ser demasiado abusivo, intolerable o grave sus exigencias pasan de castaño oscuro.
NOTA: Nombre científico: (Aesculus.)

castaño -ña

  (de castaña)
adj.-s. Díc. del color parecido al de la cáscara de la castaña.
adj. De color castaño.
m. bot. Árbol de la familia fagáceas (Castanea sativa), de unos 20 m de altura, tronco grueso, copa ancha y redonda, hojas grandes y fruto comestible.
castaño de Indias Árbol de la familia hipocastanáceas (Aesculus hippocastanum) de fruto muy parecido al del castaño común aunque no es comestible.

castaño

(kas'taɲo)
sustantivo masculino
botánica árbol grande de hojas anchas y de flores blancas castaño de la India

castaño, -ña

(kas'taɲo, -ɲa)
abreviación
que tiene color pardo oscuro pelo castaño
Sinónimos

castaño

, castaña
adjetivo y sustantivo masculino
adjetivo
2 beige, beis, ocre (en su gama más clara), crudo.

pasar de castaño oscuro locución (col.)salir(se) de madre (col.), exceder, sobrepasar.
Traducciones

castaño

chestnut, brown, chestnut‐tree, sweet chesnut, maroon, auburn

castaño

chatâignier, châtaignier, auburn, marronnier

castaño

stelidgesztenye

castaño

castagno, marrone castagna, castano, castani chiari ramati

castaño

kaštan, kaštanový

castaño

kastaniebrun, kastanje

castaño

kastanja, punaruskea

castaño

kesten, kestenjast

castaño

クリ, 赤褐色の

castaño

밤, 적갈색의

castaño

kastanj, kastanjebrun

castaño

ลูกเกาลัด, สีน้ำตาลอมแดง

castaño

kestane, kumral

castaño

hạt dẻ, màu nâu hoe đỏ

castaño

栗子, 赤褐色

castaño

A. ADJ [pelo] → chestnut, chestnut-coloured, chestnut-colored (EEUU); [ojos] → brown
esto pasa de castaño oscurothis is beyond a joke
B. SM (Bot) → chestnut tree
pelar el castaño (Caribe) → to hoof it
castaño de Indiashorse chestnut tree

castaño -ña

adj brown
Ejemplos ?
Pero este pequeño esquema de victorias encierra dentro de sí sacrificios inmensos de los pueblos, sacrificios que debe exigirse desde hoy, a la luz del día, y que quizás sean menos dolorosos que los que debieron soportar si rehuyéramos constantemente el combate, para tratar de que otros sean los que nos saquen las castañas del fuego.
Vamos, señora muñeca, vamos a pasear. Usted querrá coches, y lacayos, y querrá dulce de castañas, señora muñeca. Vamos, vamos a pasear.» Pero en cuanto estuvo Piedad donde no la veían, dejó a la muñeca en un tronco, de cara contra el árbol.
Las revoluciones de 1848 que, aunque reñidas bajo la bandera del proletariado, solamente llevaron a los obreros a la lucha para sacar las castañas del fuego a la burguesía, acabaron por imponer, tomando por instrumento a Napoleón y a Bismarck (a los enemigos de la revolución), la independencia de Italia, Alemania y Hungría.
Como se alimentaba poco y mal, y no tomaba ordinariamente café, por espíritu de ahorro, el moka de castañas y otros indígenas le produjo los primeros días excitaciones nerviosas, que le ponían medio loco.
Cargado, perfumado, sin posos, aquel café me había alejado de los cafés, creía yo, para siempre... Hoy, agua de castañas por agua de castañas, prefiero la del café, donde encuentro con quien charlar...
Cuatro veces le he cogido con el tizón en la mano; en una de ellas estaba ya ardiendo la leñera. No le he echado a presidio, porque me da lástima de su pobre familia.-Ahí tienes dos novios convidándose a castañas...
Los bosques se enrarecían también al menor contacto del furibundo viento Sur que ya estaba en plena campaña para secar las panojas y madurar las castañas; los pajarillos enmudecían poco a poco y volaban errantes e indecisos; las noches crecían y los días acortaban; la naturaleza toda anunciaba su letargo del invierno, y no se escuchaba otro sonido de su elocuente lenguaje que el de los secos despojos de su primavera, rodando en confuso torbellino a merced del viento que cada día soplaba más recio.
La mujer la preparó diestramente, le rellenó el buche con los menudillos, con castañas, alfónsigos, piñones y otros sabrosos condimentos y especias, y la asó, o más bien la frió en una enorme cazuela.
He aquí por qué lo mejor que los trabajadores catalanes y vascos pueden hacer es ir directamente a la huelga general, a la revolución social, y dejar que catalanistas y bizkaytarras saquen las castañas del fuego con sus propias manos.
La limeña de marras no conoció peluquero ni castañas, sino uno que otro ricito volado en los días de repicar gordo, ni fierros calientes ni papillotas, ni usó jamás aceitillo, bálsamos, glicerina ni pomadas para el pelo.
Puesta a salvo la significación literal o histórica, busca sentidos más internos y profundos, para alimentar su espíritu con manjar más escogido; enseña a propósito del libro de los Proverbios, y lo mismo advierte frecuentemente de las otras partes de la Escritura, que no debemos pararnos en el solo sentido literal, «sino buscar en lo más hondo el sentido divino, como se busca en la tierra el oro, en la nuez el núcleo y en los punzantes erizos el fruto escondido de las castañas»(101).
Si no encontraba frutos de esta clase, dotados de carne comestible, como las manzanas, las peras, las ciruelas, etc, podría tomar entonces, o bien frutos de los que no es comestible más que la semilla, como las nueces y las castañas, o bien legumbres que no han llegado a su completo desarrollo, a condición, en estos dos casos, de preferir aquellos vegetales que fueran más abundantes y que tuvieran más fuerza reproductiva, de no arrancar sus raíces y de no destruir sus simientes.