casero

(redireccionado de caseros)
También se encuentra en: Sinónimos.

casero, a

1. adj. Que se hace o se cría en casa su madre nos hizo un rico pastel casero. doméstico
2. Que le gusta estar en su casa después de ser muy noctámbulo se volvió muy casero. hogareño
3. Que es fruto del saber popular nunca se ha fiado de los remedios caseros. popular
4. Que es de confianza, sin cumplimientos.
5. s. Persona que es dueña de una casa y la alquila el casero les sube el alquiler cada año.
6. Persona que cuida y administra una casa ajena encontró empleo como casero en una finca de un marqués. arrendador
7. AGRICULTURA Persona que arrienda una casería.
8. adj. DEPORTES Se aplica al árbitro que favorece al equipo en cuyo campo se juega.

casero, -ra

 
adj. Que se hace o cría en casa.
Que se hace entre personas de confianza, sin cumplidos: función c.
Díc. de la persona que está mucho en casa.
Díc. del juez deportivo o del arbitraje que favorece al equipo en cuyo campo se juega.
m. f. Dueño de una casa, que la alquila a otro.
Administrador de ella.
Inquilino.
Arrendatario de una casería.

casero, -ra

(ka'seɾo, -ɾa)
abreviación
que se hace en casa empanadas caseras

casero, -ra


sustantivo masculino-femenino
persona de confianza que cuida una casa casero de edificio
Sinónimos

casero

, casera
adjetivo
2 propietario, dueño, arrendador*.
El de las fincas urbanas.
3 colono, arrendatario.
El de las fincas rústicas.
Traducciones

casero

home, homemade, landlord/landlady, homegrown, homeowner, homespun, household, landlord

casero

bytný

casero

vært

casero

Vermieter

casero

vuokraisäntä

casero

gazda

casero

家主

casero

주인

casero

huisbaas

casero

husvert

casero

värd

casero

เจ้าของบ้านชาย

casero

ev sahibi

casero

ông chủ nhà

casero

房东,

casero

casero

/a
A. ADJ
1. (= hecho en casa) [comida, sopa, artefacto] → homemade; [remedio] → household, home antes de s
cocina caserahome cooking
un vídeo caseroa home video
eso es filosofía caserathat is homespun philosophy
tareas caserashousework sing, domestic chores
de fabricación caserahomemade
sufrió un pequeño accidente caseroshe had a minor domestic accident, she had a small accident at home
2. (= hogareño) soy muy caseroI'm the home-loving sort, I'm the stay-at-home type
llevan una vida muy caserathey're always at home
3. (Dep) una victoria caseraa home win, a win for the home side
un árbitro casero a referee biased in favour of the home team
B. SM/F
1. (= propietario) → landlord/landlady
2. (en casa de campo) → caretaker
3. (= inquilino) → tenant, occupier
4. (= persona hogareña) → home bird, homebody (EEUU)
5. (LAm) (= cliente) → customer, client
6. (Caribe) (= repartidor) → delivery man/woman

casero -ra

adj made in the home; remedio — home remedy
Ejemplos ?
El ama entró ya mudado el gesto, mostrando la cara plácida y sonriente de esas viejas felices con los cuidados caseros, el rosario y la calceta: —¡Santos y buenos días nos dé Dios!
La religión es el auxiliar de los déspotas caseros y nacionales; su misión es la del domador; caricia o azote, jaula o lazo, todo lo que emplea conduce al fin: amansar, esclavizar a la mujer en primer término, porque la mujer es la madre y la maestra del niño, y el niño será el hombre.
IV La hora de realizar; de poder soplar el polvo de los archivos y el de las bibliotecas en busca de viejas verdades útiles y de antemano anheladas, llególe – al fin - a Mitre a poco de instalarse en Buenos Aires después de Caseros.
¡Santo Dios, yo te doy las gracias, exclamó respirando, como el ciervo que acaba de escaparse de una docena de perros y que oye ya apenas sus ladridos; para de aquí en adelante no te pido riquezas, no te pido empleos, no honores; líbrame de los convites caseros y de días de días; líbrame de estas casas en que es un convite un acontecimiento, en que sólo se pone la mesa decente para los convidados, en que creen hacer obsequios cuando dan mortificaciones, en que se hacen finezas, en que se dicen versos, en que hay niños, en que hay gordos, en que reina, en fin, la brutal franqueza de los castellanos viejos!
Los caseros, más que al interés público consultan el suyo propio: «aprovechemos terreno»; ése es su principio; «apiñemos gente en estas diligencias paradas, y vivan todos como de viaje»; cada habitación es en el día un baúl en que están las personas empaquetadas de pie, y las cosas en la posición que requiere su naturaleza; tan apretado está todo, que en caso de apuro todo podría viajar junto sin romperse.
Otro: «Está en prosa y la comedia debe escribirse en verso, porque no es más que una ficción para agradar a los sentidos; las comedias en prosa son cuentecitos caseros, y si muchos las escriben así, es porque no saben versificarlas».
-¿Tenía intervención alguna el estado en esos bancos?. Y citamos solamente nuestros ejemplos caseros. Si traspasáramos las fronteras de nuestro país hallaríamos que en todas partes, en Francia, en Inglaterra, en Alemania, en Bélgica, en los Estados Unidos los Bancos de Estado o aquellos en que tienen intervención el Estado son los que gozan de mayor crédito y ejercen más benéfica influencia.
Los enfermos preferían morirse en castellano; y de esta preferencia en el gusto nació el gran prestigio de los remedios caseros y de los charlatanes que los propinaban.
Manuela recibió la visita, acostada en su lecho, y después de un rato de charla femenil sobre la eficacia de los remedios caseros, dijo aquélla: -Si quieres ver esas maritatas, las hallarás sobre la mesa del otro cuarto.
Estos principios han sido aplicados en la compra y venta de tierra y de casi todos los otros tipos de propiedad, así como en el intercambio de toda clase de servicios, lo que incluye la labor de los comerciantes, abogados, médicos, caseros de pensión, etc.
Ya todo Marineda sabía de memoria los aires y letra de La Gran Vía y de Los lobos marinos; los pianos caseros nos martilleaban los oídos con música de las mismas obras, y las bandas militares las ejecutaban por las tardes en el paseo y en misa de tropa por las mañanas.
Con el "bute" y la "marimanta" andaluza, forma parte de ese raro mundo infantil, lleno de figuras sin dibujar, que se alzan como elefantes entre la graciosa fábula de espíritus caseros que todavía alientan en algunos rincones de España.