Ejemplos ?
También me distinguen con su amistad Palagueia Grigórievna Podtóchina, casada con un oficial de Estado Mayor, y su hija, que es un encanto.
Que salgas, nueva casada, si ya parece, y oigas nuestras palabras. ¿No ves? Las antorchas sus áureas melenas agitan: 95 que salgas, nueva casada.
El último propietario del primitivo Altamira fue don José de los Santos, quien por salvar la finca de la ruina de una partición numerosa, compró los derechos de sus condueños, a costa de una larga vida de trabajos y privaciones; pero, a su muerte, sus hijos José y Panchita —esta ya casada con Sebastián Barquero— optaron por la partición, y al antiguo fundo sucedieron dos: Uno, propiedad de José, que conservó la denominación original, y el otro, que tomó La Barquereña, por el apellido de Sebastián.
23.- Afinidad es el parentesco que existe entre una persona que está o ha estado casada y los consanguíneos de su marido o mujer, o bien, entre uno de los padres de un hijo y los consanguíneos del otro progenitor.
A pesar de todo, nos pusimos en marcha y, en el camino, cada cual se esforzaba por distraer a la recién casada y hacerla reír; pero fue en vano.
La señora Chejtariova, esposa de un consejero de Estado... Palagueia Grigórievna Podtóchina, casada con un oficial superior... ¿Y si se enteraran de pronto?
No el tuyo, leve, a malos adulterios dado, tu hombre, oprobios indecentes persiguiendo, de tus tiernos pechos 100 querrá levantarse, sino como la flexible vid los contiguos árboles estrecha, se estrechará en tu abrazo. Pero se va el día: 105 que salgas, nueva casada.
HUEMAC, que se había convertido en adorador de TEZCATLIPOCA y era feliz viendo a su hija casada con el forastero, aquél desnudo e impresionante TOUEYO, reinaba poderoso y temido entre los toltecas que habían permanecido en su tierra y en los alrededores de ella.
Io, Himen Himeneo, io, io, Himen Himeneo. Casada, tú también, lo que el hombre tuyo pida, guárdate de no negarle, 145 no a buscarlo de otro lugar vaya.
67 “Oh al dulce marido agradable, agradable al padre, salve, y a ti con buen poder Júpiter te acrezca, puerta, la que a Balbo dicen que serviste benignamente, allá cuando estas sedes el propio viejo tenía, y la que cuentan por contra que a su nacido serviste malignamente, 5 después de que fuiste, estirado el viejo, hecha casada.
¿Pudiste olvidar, hermosa, Que tu á la par de mi esposa Has sido siempre mi dama? Y cuando no hay en Castilla, Otra como tu tan bella Que pienses me maravilla Que en mi tu amor amancilla Ni casada ni doncella.
En especial prohibirá el trabajo nocturno de las mujeres y niños, regulará el trabajo a domicilio y libertará a la mujer casada del taller y de la fábrica.