Ejemplos ?
Entre los artistas protegidos por Goupil, que trabajaban e incluso se alojaban en su hôtel de la rue Chaptal, estuvo el español Mariano Fortuny, a quien, tras serle presentado por Zamacois, introdujo en 1870 en el mercado de arte con pinturas del género denominado tableautin o "casacón", obteniendo gran éxito con La Vicaría.
El uniforme de gala del Mayordomo mayor en esta época constaba de casacón con bordado en todas las costuras y disponía en Palacio de bastón de mando.
Casanova tanteó la pintura de tema histórico (Carlos V en el Monasterio de Yuste), pero acaso por limitaciones técnicas o por condicionantes de mercado, se especializó en formatos pequeños, generalmente temas historicistas, «de casacón», y de folclore.
A la Exposición nacional de 1890 concurre con un Paje del siglo XVI, cuadro de «casacón» pintado y expuesto anteriormente en el Centro Artístico, institución que fue guía cultural de la intelectualidad de la Granada de finales de siglo.
Junto con los pintores Francisco Domingo Marqués y Máximo Juderías Caballero se especializó, además de en retratos, en cuadros de género y de personajes ataviados al estilo y moda de los siglos XVII y XVIII (escenas de casacón), temática entonces con gran éxito comercial y que le lanzó a la fama.
Destacan sus cabezas de estudio de sujetos del siglo XVII, o las escenas de mosqueteros en tabernas y hospederías y las de otros protagonistas ambientados en parajes versallescos. Éste género de pintura, denominado de casacón, muy de moda entre los pintores de la segunda mitad del s.
Echena despuntó en Roma como pintor de pequeños formatos (tableautins) al estilo de Mariano Fortuny. Sus temas recurrentes eran los llamados de casacón: escenas historicistas de soldados y ambientes cortesanos.
Tabardo. Casacón de paño ordinario. Tabla. Mesa. Tablag. Tablaje, ganancia o derecho del tablajero. Tablagero. El que tiene casa y mesa de juego por cierto interés.
Nada de brocado, de malla, de cota, de pacete; al revés, calzón corto, zapato con argénteas hebillas, medias de seda, casacón antiguo, sombrero apuntado, distinguían a los católicos de los mahometanos.
Ese, si fuese sol, no alumbraría a nadie. Ese botón, ¿es de casaca o de casacón? Tan mansa y tan loge, que no es capaz de decirle zape al gato.
Sí, ésa es la vida, cazar con los nobles, más brutos y más lerdos que los campesinos de mi tierra, galopando vestido con un casacón rojo...