carretada

(redireccionado de carretadas)

carretada

1. s. f. Carga transportada por una carreta o un carro. carrada
2. coloquial Gran cantidad de cosas una carretada de juguetes.
3. a carretadas loc. adv. coloquial En abundancia, en cantidad compra libros a carretadas; tengo trabajo a carretadas.

carretada

 
f. Carga que lleva una carreta o un carro.
fig.Gran cantidad de cosas.
Traducciones

carretada

carload

carretada

SFwaggonload, wagonload, cart load
a carretadas había pan a carretadasthere was loads of bread
llegaron a carretadasthey came by the waggonload
Ejemplos ?
Fancelli partió inmediatamente a Carrara donde adquirió 25 carretadas de mármol para su nueva obra, que comenzó en 1512 y terminó al año siguiente.
En 1618 el hijo del duque de Lerma, Cristóbal Gómez de Sandoval y de la Cerda, que conocía el trabajo del artista en Valladolid le encargó la decoración cerámica de su propio palacio en Madrid. Alonso de Figueroa y el también alfarero Francisco Muñoz de la Ballesta crearon y entregaron 73 carretadas de azulejos.
Así, John Mason Neale menciona que un «sacristán dio permiso a un empleado a llevarse, para uso propio, todo lo que las grajillas habían puesto en la torre: y una vez se llevó a casa dos carretadas de buena leña, además de una gran cantidad de basura que tiró».
Por un documento del 7 de agosto de 1508 se sabe que en ese año era vecino de Carrara donde trabajaba como escultor, y que en esos días compró en las canteras 55 carretadas de mármol.
La Corte quiso que el conde de Tendilla se encargara de la realización del sepulcro del príncipe Juan que estaba enterrado en Ávila, y el conde recurrió otra vez a Fancelli. Desde Granada marchó a Carrara donde adquirió 25 carretadas de mármol para su nueva obra, que terminó a finales del año 1513.
En 820, Hugo intercambió propiedades en cinco localidades en Alsacia por todas las posesiones de la abadía de Weißenburg en Dettweiler (Dettunuuilari), en el Zorn superior, las cuales incluían «XIII granjas y todo lo que les perteneciera, con excepción de la mancipia».Dos de las propiedades estaban localizadas en los pueblos del norte de Alsacia Preuschdorf (Bruningesuuilare), donde Hugo cedió veintitrés jurnales de tierras de cultivo y cinco carretadas de heno, y Niederbronn (Brunnon), donde se reservó para sí mismo la iglesia local pero cedió su propiedad forestal y los edificios, mancipia, pasturas, tierra y agua que le pertenecían.
No obstante, este éxito inicial, cometió un error táctico al dejar libre al general Noguera Gómez de sufrir otra derrota aún más desastrosa; mientras que, los hombres bajo su mando se hubiesen dotado de otras 36 ametralladoras y 40 carretadas de provisiones y municiones.
Estos eran los arsenales principales del ejército y eran re-abastecidos con armas nuevas cada año durante el festival de Quecholli; según una cuenta realizada por el conquistador español Andrés de Tapia, se estima que el número de armas que se encontraban en cada una de las cuatro armerías equivaldría a 500 carretadas.
En el siglo XX consta su tamaño era tal que podía albergar bajo sus ramas a la Banda Municipal del pueblo, 40 músicos y el director. Más tarde, en la posguerra italiana, le cayó un rayo y de él se hicieron carretadas de leña.
A todos los caídos los levantaron en carretas jaladas por bueyes para llevarlos a Cerano y bajarlos en una de las trojes de la Hacienda por mientras hacían un hoyo bastante profundo y amplio en el Panteón Viejo que se localizaba en la Yácata para sepulatarlos. No se sabe el número exacto de muertos pero se habla que recogieron varias carretadas.
Sin embargo, el papa ordenó la demolición del Coliseo de Roma y, en el momento de su muerte, 2 522 carretadas de piedra habían sido transportadas para su uso en el nuevo edificio.
Para mantener a los patrocinadores del teatro cómodos en los veranos, los trabajadores bajaban carretadas de hielo y paja abajo un túnel, llevándolo por el mismo a un sótano bajo el vestíbulo, donde r aire refrescado subía a una aberturas bajo los asientos.