carrasco

carrasco

1. s. m. BOTÁNICA Carrasca o encina, planta arbórea.
2. Amér. Central y Merid. Terreno extenso cubierto de vegetación leñosa se internaron en el carrasco.

carrasco

 
m. Carrasca (árbol).

carrasco

(ka'rasko)
sustantivo masculino
1. planta arbórea generalmente pequeña o mata de ella una plantación de carrascos
2. extensión de terreno cubierta de vegetación leñosa Acamparon en un carrasco.
Ejemplos ?
Es, por otra parte, lo mismo que decía el diputado Martens en la Cámara francesa, con respecto a la inmunidad: “ No es un privilegio individual que destruye el sagrado principio de la igualdad, lo que ha creado la inmunidad; se trata de consideraciones de un orden más alto: se debe rodear de las mayores garantías la independencia del Poder Legislativo, que estaría amenazada el día en que con la ayuda de una persecución criminal se arrancase de Cámara a los mandatarios del país, sin graves motivos. ” (Carrasco, ob.
Y el citado autor boliviano Carrasco, de donde tomo el texto, agrega para demostrar que dicha disposición tiene sólidos fundamentos: “En efecto, puede ocurrir que un representante envuelto en un proceso tenga justificativos eficaces para obtener una reparación judicial.
Cuando despertó el señor Carrasco, el digno esposo de la desconocida, la conversación prendió fuego más fácilmente; fumaron los dos españoles, y la señora de cuando en cuando dejaba la lectura y terciaba en el diálogo.
En cuanto supo Víctor que el distinguido académico de la Historia, señor Carrasco, y su esposa iban a baños a un puerto muy animado y pintoresco del Norte, dio una palmada de satisfacción, aplaudiendo la feliz casualidad de ir todos con igual destino; él también iba a veranear aquel año en Z...
Podrá decirse que esta contribución impuesta por la Excelentísima Junta es conforme con el acuerdo de este Ilustre Cabildo, que se tuvo el año pasado de mil ochocientos ocho, de orden del señor don Francisco Antonio García Carrasco; pero aún cuando así sea, la resolución del congreso no se salva con referencia a unos acuerdos que ya han caducado, sino a los que en el día se tengan.
En fin, el que expone no duda que el Cabildo tenga que alterar ese acuerdo, teniendo presente como necesita el estado actual de la Real Hacienda y el plan de defensa que haya de adoptarse, como lo tuvo en aquel entonces, según consta de los autos de la materia en el oficio corriente a Fjs. 58, en que dicho señor Carrasco le dio cuenta de todo.
Esponjaban sus plumas las tortolillas, desplegaban el moño las abubillas, saltaban los pardillos junto a la fuente, se bañaban los tordos en la corriente, dormitaba el milano sobre el peñasco, el lagarto bullía bajo el carrasco, y metiendo el piquito bajo las alas, se espulgaban las firras y las zorzalas.
Cuando se nombraron auxiliares, es cierto que el Cabildo hizo la propuesta y el señor Presidente Carrasco ofició a los nombrados; pero esto, a más de no haber un principio en que se apoye, milita la diferencia que a aquellos se les nombraba de regidores auxiliares, y no a éstos, a quienes sólo se les convida para conferenciar este mismo negocio.
Y gritando y corriendo tras el perro, por la cuesta más áspera del cerro se me fueron los pies por un peñasco, y de cara caí sobre un carrasco.
Por Nosotros, y los demás Oficiales y Hacheros de la Maestranza de Carpinteros de Fábricas de Navíos, y asimismo, los maestros y Oficiales de Carpintería de lo Blanco: El Alférez Augustín Joseph Carrasco, Joseph de Ubilla, Ignacio de Torres, Esteban de Peñafiel, Domingo Marmolexo, Miguel Gonçales, Gaspar Baca, Joseph Franco, Juan de Palma, Diego de Zúñiga, Juan de Dios, y Joseph Cambaya.
Y en la misma conformidad, habiendo comparecido los dichos Cristóbal de Torres, Mayordomo de la Ciudad y el Alférez Bartolomé Carrasco, Mayordomo del Hospital Real, hicieron el juramento acostumbrado en la forma arriba dicha.
Don Juan de Torres Hinojosa. Don Sebastián de Arcentales. Bartolomé Carrasco. Anda Aguirre, Alfonso. Actas del Cabildo Colonial de la Ciudad de la Inmaculada Concepción de Loja 1547 - 1812 .