carpe díem

(redireccionado de carpe diem)

carpe díem

  (lat. carpe diem, disfruta del día presente)
loc. Se emplea para exhortar al goce de la vida.
Ejemplos ?
Los jóvenes que llevan adelante las diez jornadas instauran la idea del carpe diem en contraposición al tópico literario del ubi sunt.
Un ejemplo de esto es el tema de la imperfección de la mujer, el cual puede venir de Aristóteles, pero que es a su vez un tópico literario medieval tan frecuente como el carpe diem, que aparece también en la obra.
Algunos adherentes a las enseñanzas de Epicuro en la Antigua Roma incluyen a los poetas Horacio, cuya famosa declaración Carpe Diem ("aprovecha el día") ilustra su filosofía, Virgilio y Lucrecio.
Director: José Antonio de la Loma. • 2011: Carpe Diem, 10 años en El Molino, 1973-1983, del fotógrafo Josep Tobella. Del 11 de enero al 28 de febrero de 2011 en la sala de Barcelona.
También la podemos asociar a otras expresiones latinas que desprenden la misma esencia: Carpe Diem (Aprovecha el momento), del poeta latino Horacio.
En buena lógica, si tempus fugit, carpe diem; es decir, si el tiempo vuela, aprovechemos la ocasión. Carpe diem Memento mori Ars longa, vita brevis Locuciones latinas
El actor que lo interpreta es Santiago Cabrera. Los conjuntos musicales Carpe Diem y Tercer Modulo Ska compusieron canciones que llevan por nombre "Cienfuegos" en su honor.
Ritual de los espejos (1991, Rialp. Naufragios y otras islas (1988) Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Palencia. Carpe diem (1987) Institución Gran Duque de Alba.
Esta senhal (nombre en código) se refiere a una dama desconocida de alta alcurnia. El tema principal del poema es la necesidad de poeta de «vivir el momento» (carpe diem): Riquer i Morera, Martí de (1950).
Participaron: Abrelatas, Boomerang, Callahan, Kaboogie y Mi Jardín Secreto. Internerds en Carpe Diem. Realizado el 16 de noviembre de 2005 en la discoteca Carpe Diem de Miraflores.
En el ambiente cientifista del mundo moderno –con su reducción del hombre a mera naturaleza–, la cuestión del modo de conocer, percibir e interpretar de la gente es una de las que más atraen a Chesterton, que se asombra paradójicamente del desprecio de lo que es dado por supuesto –las pequeñas maravillas cotidianas– y de cómo las personas tienden a valorar más determinadas situaciones extraordinarias. Su alegre vitalismo de la vida corriente es opuesto al del superhombre de Nietzsche tanto como al carpe diem materialista.
Mas por entrañar un sentido sexual y no querer detenerse ante las barreras éticas, tropieza este carpe diem con la censura y tiene que ocultarse detrás de un sueño.