carnero

(redireccionado de carneros)
También se encuentra en: Sinónimos.

carnero

(Derivado de carne.)
1. s. m. ZOOLOGÍA Mamífero rumiante, de la familia de los bóvidos, que es domesticado para aprovechar su carne, leche y lana. morueco
2. HISTORIA, MILITAR Ariete, antigua máquina militar.
3. OCULTISMO Aries, signo del zodíaco.
4. Amér. Merid. Persona sin voluntad ni iniciativa propias era un carnero silencioso y servicial.
5. carnero de cinco cuartos ZOOLOGÍA Especie africana de este mamífero, de cuernos cortos, lana larga y cola gruesa.
6. carnero de la sierra o de la tierra Argent. ZOOLOGÍA Denominación común de la llama, la vicuña, el guanaco y la alpaca.
7. carnero del Cabo ZOOLOGÍA Albatros común, ave palmípeda.
8. carnero marino ZOOLOGÍA Foca, mamífero marino.
9. no haber tales carneros coloquial Ser falso o mentira lo que se dice.
NOTA: Nombre científico: (Ovis aries.)

carnero

(Del lat. carnarius.)
1. s. m. Sitio donde se echaban los cadáveres los restos de sus antepasados reposaban en el carnero.
2. Sepulcro familiar que había en algunas iglesias.

carnero

  (de carne)
m. zool. Macho de oveja destinado a la obtención de carne y lana.
No haber tales carneros.fig. y fam. No ser cierto lo que se dice.

carnero

  (del l. canarium)
m. Lugar donde se echan los cadáveres.
Osario.

carnero

(kaɾ'neɾo)
sustantivo masculino
zoología mamífero rumiante con cuernos carnero gordo
Sinónimos

carnero

1
sustantivo masculino
marón, morueco, murueco.
Estos sinónimos se aplican al carnero padre.

carnero marino sustantivo masculino foca, becerro marino, lobo marino, vítulo marino.

carnero

2
sustantivo masculino
Traducciones

carnero

Widder, Bokkie, Hammel, Ramme

carnero

mouton, bélier

carnero

баран

carnero

كَبْش

carnero

beran

carnero

vædder

carnero

pässi

carnero

ovan

carnero

去勢していない雄羊

carnero

숫양

carnero

ram

carnero

vær

carnero

tryk

carnero

carneiro, RAM

carnero

bagge

carnero

หน่วยความจำของคอมพิวเตอร์

carnero

koç

carnero

cừu đực

carnero

公羊

carnero

SM
1. (Zool) → sheep, ram
no hay tales carnerosthere's no such thing
cantar para el carneroto kick the bucket, peg out
carnero de la sierra (LAm) carnero de la tierra (LAm) → llama, alpaca, vicuña
carnero de simientebreeding ram
carnero marinoseal
2. (Culin) → mutton
3. (= piel) → sheepskin
4. (Cono Sur) (= esquirol) → blackleg, scab
5. botarse o echarse al carnero (Cono Sur) → to chuck it all up, throw in the towel
Ejemplos ?
Desde aquel día mis asuntos entraron en orden de prosperidad; antiguos e infieles administradores perdieron su puesto o se convirtieron en santos, y al año siguiente se habían duplicado mis rentas, casi cuadruplicadas en la actualidad por el desarrollo que Jorge ha dado a la ganadería... ¡Puedo decir que hoy tengo los mejores carneros del Bajo Aragón, y todos están a la orden de usted!
Otrosí, se ordena y manda que el tal obligado, (hiciera con) la carne de vaca, después de haberla descocotado (o se haya dado su muerte), la haga degollar por el pescuezo y cargar con una polea de madera que no llegue al suelo, y antes de desollar y abrirla (por do haber posterior desmiembro y abierta de su barriga por la mitad), estará colgada una hora, y lo mismo será en los puercos capados y carneros...
Ítem, se ordena y manda que no se consienta andar por las calles cabras, carneros ni otro ganado alguno, so pena de que por cada una cabeza que pagará su dueño un real de pena por el daño que se hacen en la Ciudad.
411.- El que hubiere envenenado caballos u otras bestias de tiro o de carga, animales de asta, carneros, cabros o cerdos, será reprimido con prisión de tres meses a dos años y multa de cincuenta a cien sucres.
A lo cual replicó Lope que los carneros de Berbería ordinariamente tienen cinco cuartos, y que el quinto es de la cola; y, cuando los tales carneros se cuartean, tanto vale la cola como cualquier cuarto; y que a lo de ir la cola junto con la res que se vende viva y no se cuartea, que lo concedía; pero que la suya no fue vendida, sino jugada, y que nunca su intención fue jugar la cola, y que al punto se la volviesen luego con todo lo a ella anejo y concerniente, que era desde la punta del celebro, contada la osamenta del espinazo, donde ella tomaba principio y decendía, hasta parar en los últimos pelos della.
Puse pies en polvorosa, y, tomando el camino en las manos y en los pies, por detrás de San Bernardo, me fui por aquellos campos de Dios adonde la fortuna quisiese llevarme. »Aquella noche dormí al cielo abierto, y otro día me deparó la suerte un hato o rebaño de ovejas y carneros.
Dijéronme que iban en seguimiento de un ganadero que había pesado ciertos carneros en la Carnicería, por ver si le podían dar un tiento en un grandísimo gato de reales que llevaba.
Leonorcica, para colmo de venturanza, era casada con un honradísimo pulpero español, más bruto que el que asó a la manteca, y a la vez más manso que todos los carneros juntos de la cristiandad y morería.
A fuerza de ingenio, los criadores, por su parte, han conseguido duplicar el peso útil de los animales; han creado maravillas: bueyes, carneros y cerdos de pura carne y grasa, con huesos tan pequeños que casi todo se come.
Se fue hacia Arequipa, animando a los suyos que no temiesen y, sabiendo de dónde procedía el daño, empezó a hacer grandes sacrificios al volcán, y, para ellos mandó llevar del Collao mucha suma de carneros y corderos1, y todos los ofrecía al volcán.
El libro cuarto comienza con un largo prólogo a los lectores y después va refiriendo las incidencias de la fantástica navegación hacia el país de Cathay, residencia de la diosa Bacbuc, navegación que va haciendo escalas en islas fabulosas: Medamothi, en donde Pantagruel adquiere algunos unicornios y recibe noticias de Gargantúa, mientras Panurgo juega la famosa mala pasada al mercader de carneros Dindenault; Ennasin, cuyos habitantes tienen extravagantes costumbres; Cheli, con su rey Panigon que acoge cordialmente a los navegantes y en cuya cocina se demora el desenvuelto fray Juan.
La col acabó por tener tales dimensiones que, en el rigor del estío venía una manada de carneros a sestear a su sombra y a guarecerse de los ardientes rayos del sol.