cario-

cario-

pref. Componente de palabra que procede del gr. karyon, que significa nuez, usado en el sentido de núcleo cariocinesis, cariofiláceo.

cario-

 
Prefijo procedente del gr. káryon, nuez y, en gral., hueso de los frutos.
Ejemplos ?
Logista Cario, llegando a tiempo a la buhardilla de la ciudad de Burdeos para que Inarco Celenio no fuese a la cárcel, le está preguntando con tristeza al señor de la Revilla ¿si no pudiéramos decir hoy como en tiempo de Cervantes: Iberia semper incuriosa suorum?
A pesar de haber desolado a Zaruma, los reyes del In-cario trataron de seguir en el beneficio de las minas, labradas, a no dudarlo, por sus primitivos habitantes, y fueron ellos, probablemente, quienes primero ordenaron a los indios de Cañaribamba, Pacaibamba y luego a los Saraguros, que acudiesen a ese duro trabajo.
Hasta hoy de Meroveo, de Cario Magno y grande Clodoveo, y de otros justos reyes, que dieron á la Galia santas leyes, el tiempo majestuoso conserva la memoria y fin dichoso.
Los flagelos a menudo se asocian al núcleo, formando una estructura llamada cariomastigonte (de cario, núcleo y mastigonte, órgano de movilidad).
El licio se conoce a través de algunas inscripciones de cierta longitud, que se dividen en Licio A y B según su gramática. Este idioma tenía su propio alfabeto, que era muy parecido al alfabeto griego, pero incluía al menos un carácter del cario.
El Táurico o Traqueo, en el mar Negro. El Corintio El Cario en donde fueron fundadas Halicarnaso y Cnido. También había una ciudad llamada Quersoneso en Caria.
Mausolo había expandido el poder cario, Artemisia lo había asegurado e Hidrieo había continuado incrementando el prestigio de Caria.
El toro, después del caballo, era uno de los animales favoritos de Poseidón. Y fue allí, en el emplazamiento del santuario cario, donde las ciudades de la Liga Jónica erigieron su santuario panjonio.
Además de su diario de viaje, según sus notas originales, dejó una relación circunstanciada que se podía creer perdida hasta que Cario Amoretti descubrió una copia íntegra en la biblioteca Ambrosiana de Milán en 1800.
Onésilo encontró en su palafrenero cario un servidor astuto, pues cuando Artibio se abalanzaba sobre Onésilo, éste hirió al persa mientras le embestía, y tal como había planeado con su asistente en el preciso instante en que el caballo engrifaba las patas contra el escudo de Onésilo, el cario le asestó un mandoble con su hoz y le cercenó las patas traseras.
Shevoroshkin (1965) demostró que se trataba de una escritura alfabética, aunque los valores fonéticos atribuidos seguían teniendo importantes errores, Ray (1981) usando la evidencia de las tumbas bilingües en cario y egipcio corrigió errores y un trabajo posterior de I.-J.
Existen muchas incertidumbres referentes a la interpretación fonética de algunos signos del alfabeto cario, no hay seguridad de hasta que punto algunos signos representan fonemas diferentes por eso se presentan entre paréntesis.