carcajada

(redireccionado de carcajadas)
También se encuentra en: Sinónimos.

carcajada

(Voz onomatopéyica.)
1. s. f. Risa impetuosa, intensa y ruidosa rompieron a carcajadas al oírle cantar. risotada
2. a carcajada limpia o tendida loc. adv. Con mucha risa pasaron la tarde riendo a carcajada limpia.

carcajada

 
f. Risa impetuosa y ruidosa.

carcajada

(kaɾka'xaða)
sustantivo femenino
risa estrepitosa carcajada diabólica
Sinónimos

carcajada

sustantivo femenino
Traducciones

carcajada

хохот

carcajada

ridere, risata

carcajada

Lachen

carcajada

lachen

carcajada

śmiać się

carcajada

carcajada

carcajada

nauraa

carcajada

skratta

carcajada

หัวเราะ

carcajada

SFloud laugh, guffaw
reírse a carcajadasto roar with laughter
soltar una carcajadato burst out laughing
Ejemplos ?
Alborotáronse los bebedores; Orso, riendo a carcajadas, ordenó que trajesen a la jovencita, que entró, empujada por los soldados, temblorosa, desgreñado el rubio pelo, y los hombres se engrieron al verla, porque era en verdad soberanamente hermosa.
Si te avienes a pagar su deuda no le haremos nada, te lo prometemos. Embolsaron el dinero que les dio Juan, y, riéndose a carcajadas de aquel magnánimo infeliz, siguieron su camino.
Este accidente, sin embargo, no detuvo ni refrenó la carrera de los perseguidores del toro, antes al contrario, soltando carcajadas sarcásticas: —Se amoló el gringo; levántate, gringo —exclamaron, y cruzando el pantano amasando con barro bajo las patas de sus caballos, su miserable cuerpo.
Comparada con su amiga, parece una lámpara de aceite junto a una estrella de la tarde, una mariposa de luz comparada con Antares. Uno de ellos rió a carcajadas, y luego dijo: —Simpson, tiene usted el maravilloso don de hacer descubrimientos...
Yo estaba debajo de la cama...— Algunos amigos platican sorbiendo cerveza. Todos estallan en carcajadas. —¿Después que hiciste...?
Los falsos enlutados prosiguen el tránsito imperecedero: actos fingidos, arrepentimientos pasajeros, bondades convenientes. Y entre murmullos, rezos, risas, carcajadas, las espinas son pretextos para farsas de piedades...
Sin saber cómo, caí y ya no pude incorporarme, entonces las horrendas matronas me agarraron de los brazos y me arrastraron entre carcajadas pavorosas hasta otro enorme salón iluminado con grandes antorchas.
Un grito estranguló mi garganta y me despeñé; la cabeza me daba de vueltas en enloquecedor vértigo: alucinaba el desierto, el venadillo santo, la Emperatriz de las Magas Luminosas, la Reina de las Magas de la Oscuridad, el Magno Efrit, los ogros, los duendecillos, los vampiros, los murciélagos, las momias, todos. Todos se reían de mí en carcajadas crueles y estruendosas.
Alguna tía vieja salía furiosa en persecución de un muchacho que le había embadurnado el rostro con sangre, y acudiendo a sus gritos y puteadas los compañeros del rapaz, la rodeaban y azuzaban como los perros al toro y llovían sobre ella zoquetes de carne, bolas de estiércol, con groseras carcajadas y gritos frecuentes, hasta que el juez mandaba restablecer el orden y despejar el campo.
El viejo Dogson, un hombre razonable, se echó a reír a carcajadas al descubrir a su hija empastelada al modo islámico, y dirigiéndose al doctor Fancy le dijo: -¿De dónde habrá sacado semejante disfraz esta muchacha?
Dotados de chatarras alimenticias que patrocinan lágrimas, carcajadas, albures y otras “diversiones”, los telespectadores se “masajean” el cerebro y su memoria a corto plazo y de corto alcance sufre los motines de una extraña sensación de pertenecer a una colectividad que se identifica con la nada.
El triste se querella, y el alegre canta; uno gime desesperado, y otro ríe á carcajadas, y esto es muy natural; de aquí los distintos géneros de mis versos.