Ejemplos ?
Proveniente de una familia de clase media de Tolón, después de realizar sus estudios y graduarse como Bachelor of Arts en idiomas extranjeros, se trasladó a París para iniciar una carrera como modelo para las casas de alta costura, Givenchy, Christian Dior y Pierre Balmain, llegando a ser una supermodelo con el nombre de Capucine (como la flor llamada capuchina o taco de reina).
Su actividad desbordó el límite provincial tallando para capilla de la Divina Pastora de Motril (Granada), antes iglesia de la orden capuchina, la Divina Pastora (1745-47); el relieve que representa a la Filosofía (1756) con destino al Palacio Real, una Virgen Dolorosa en Ceuta y la Virgen de la Merced (1766) de la iglesia de la Merced de Osuna.
La capuchina, Nasturtium es un género perteneciente la familia Brassicaceae. Comprende 335 especies descritas y de estas solo 8 aceptadas.
Reivindicó la creación de una circunscripción vasca dentro de su congregación, separada de la española. Entre 1929-1931 dirigió la fundación capuchina de Jaca.
Impresionado por la muerte de este religioso en Ronda a causa del vómito negro, talló una imagen de la Divina Pastora para la comunidad capuchina, de cuyo devoción era principal propagador el fraile gaditano.
Introducción orquestal, canción del carretero «Para mula de varas, la Capuchina y coro general Corred más… Lagarteranas somos».:8.
Pausa, Sigue cosiendo.) (Coge Genoveva de la cornisa de la chimenea la capuchina, que entregará a la Veora, y un tazón de Talavera, que llenará de agua.
Desde la ciudad de Sevilla, la imagen de la Divina Pastora (primero pintada según encargo al renombrado artista Alonso Miguel de Tovar y más tarde tallada) se extendió por toda la orden capuchina y por toda la geografía andaluza.
La hermosura del mundo y otros cuentos españoles, Barcelona, Noguer, 1980. China, china, capuchina, 1981. Colorín, colorete, 1983.
La iglesia se construyó en el estilo herreriano más puro, con una espadaña en su fachada sur, que fue después destruida a principios del siglo XX para dar paso a una restauración y ampliación hecha por Arturo Jaramillo. La Capuchina fue la primera obra de De Petrés y una de las que ya no existe en su forma original.
El barrio de San Victorino, donde estaban ubicados el convento e iglesia de San José (La Capuchina), carecía de agua, a pesar de que las solicitudes por parte de sus habitantes habían sido muy frecuentes desde hacía bastante tiempo.
De Petrés pasó al poco tiempo hacia la capital del Virreinato (Santafé de Bogotá) donde llegó el 1 de agosto de 1792 y casi inmediatamente se puso a trabajar en la restauración y construcción de obras arquitectónicas, tanto civiles como eclesiásticas. La iglesia y convento de San José, residencia de los frailes capuchinos en Bogotá, era conocida familiarmente como La Capuchina.