capuchón


También se encuentra en: Sinónimos.

capuchón

1. s. m. Objeto con que se cubre o protege el extremo de una cosa he perdido el capuchón de la pluma estilográfica.
2. INDUMENTARIA Y MODA Abrigo con capucha que usaban las mujeres.
3. INDUMENTARIA Y MODA Prenda que se ponía a los presos para impedir que se comunicasen fuera de las celdas.
4. INDUMENTARIA Y MODA Traje de carnaval corto.

capuchón

 
m. Aum. de capucha.
Abrigo, a manera de capucha, que suelen usar las damas, esp. de noche.
Dominó corto.

capuchón

(kapu'tʃon)
sustantivo masculino
tapa de los instrumentos de escritura capuchón de lapicera
Sinónimos

capuchón

sustantivo masculino
Traducciones

capuchón

cap, hood

capuchón

capuchon

capuchón

Kapuze

capuchón

CAP

capuchón

cap

capuchón

CAP

capuchón

Cap

capuchón

Cap

capuchón

キャップ

capuchón

모자

capuchón

SM
1. [de pluma] → top, cap
2. [de prenda] → hood
3. (Fot) → hood
4. capuchón de válvula (Aut) → valve cap
5. (= prenda) → capuchin, lady's hooded cloak

capuchón

m (de aguja, etc.) cap; — cervical cervical cap
Ejemplos ?
Los dientes de las hojas glandulares, con un claro, persistente, "swollen cap" (una especie de capuchón que tiene el diente, y que frecuentemente lo hace parecer un botoncito redondo, y suele esconder un hidatodo) al cual también llegan las venas laterales de órdenes más altos.
Desde el siglo XI ha tenido siempre la misma forma que en la actualidad habiendo variado tan sólo el capuchón y las bandas o tiras delanteras.
Continuando con el grupo de las aves es oportuno aclarar que la región altoandina posee varios endemismos como la dormilona cenicienta (Muscisaxicola cinereus) que frecuenta la cercanía de los ríos y arroyos de montaña, el comosebo andino (Phrygillus gayi) con un vistosos capuchón oscuro que contrasta con la parte ventral amarillo-blancusca, el yal plomizo (Phrygilus unicolor), la agachona de collar (Thinocorus orbignyianus), cuyo nombre común hace referencia a la costumbre de “achatarse” contra el suelo y su aspecto recuerda a una paloma, la monterita pecho gris (Poospiza hypochondria).
Por ejemplo, en Nomascus las hembras adultas tienen un color beige o amarillento con un capuchón negro, mientras que los machos son negros.
"La noche de ese mismo día, faltaba poco para amanecer, un bote se deslizó junto a La Nuit; una escalerilla de cuerda se desprendió de un costado oscuro de la popa, y Leonesa, envuelta en un impermeable con capuchón, subió al buque.
Terminada su obra, quedóse contemplándola. Los cinco fantoches ahorcados movían sus sombras de capuchón en el muro rosado. El primero, un pierrot sin calzones, pero con una blusa a cuadritos blancos y negros; el segundo, un ídolo de chocolate y labios bermellón, cuyo cráneo de sandía estaba a la altura de los pies del pierrot; el tercero, más abajo aún, era un pierrot automático, con un plato de bronce clavado en el estómago y cara de mono; el cuarto era un marinero de pasta de cartón azul, y el quinto un negro desnarigado mostrando una llaga de yeso por la vitola blanca de un cuello patricio.
Envolvía todo su cuerpo anchísima bata de dobles pieles de armiño, cuya blancura deslumbraba, y cubría su cabeza gracioso capuchón de blondas...
Se detuvo, abrió la portezuela; cuando puso el segundo pie en el suelo, un palo cayó sobre su cabeza; cuando despertó estaba amarrado de pies y manos; dos hombres cubiertos por el capuchón de la chilaba, con gruesas barbas hasta los pómulos, le miraban en silencio.
Uno, recio y proceroso como un roble, con el capuchón más puntiagudo y más excelso, con aire imponente de jefe, zapatea a su tropa, la amenaza con el palo mientras gira la pupila en lo blanco de aquel ojo que asoma miedoso por los rotos del percal.
El pueblo, al contemplar su faz severa, que con el tosco capuchón ceñía, el paso grave, la mirada austera, la barba que a los pechos le caía, su misteriosa forma pasajera, que tan sólo en el templo aparecía, reputación de justo le otorgaba, y por justo varón le respetaba.
En segundo término derecha, puertecilla del cuerpo de guardia. Escena I Aparece la escena sola. Un centinela con capuchón se pasea por la muralla. Empieza a amanecer.
¡Quién sabe si se habría matado! De pronto, se puso una especie de manto con capuchón y quiso salir. Al principio, la viva claridad que penetraba por las rendijas de su cuarto le hizo temer el fuego; pero no tardó en tranquilizarse al oír los pasos de Nanón y su voz mezclada con el relincho de varios caballos.