capsulitis

Traducciones

capsulitis

f capsulitis; — adhesiva adhesive capsulitis
Ejemplos ?
Para llegar al diagnostico debemos tener en cuenta las siguientes pruebas: Test de Mulder (o presionar el antepié agarrándolo con una mano de manera que los metatarsianos se juntes, el paciente con neuroma/neuritis referirá dolor Rx para descartar enfermedades óseas ECO para visualizar las estructuras blandas RNM Sinovitis / capsulitis Fractura por estrés Enfermedad de Freiberg Nódulo reumatoideo Cambio de calzado por uno que tenga una puntera ancha para evitar la compresión del antepié Tratamiento ortésico basado en una plantilla con cut-out en segundo y tercer espacio o una almendra metatarsal Antiinflamatorios no esteroideos (AINE) Infiltraciones de corticoides + anestésico Infiltraciones de alcohol deshidratado Crioterapia Vendaje neuromuscular Cirugía...
La capsulitis adhesiva (también llamada «hombro congelado» o «capsulitis retráctil»), consiste en una retracción de la cápsula articular, acompañada por dolor, inflamación y disminución grave de la movilidad de la articulación escapulohumeral, tanto activa como pasiva.
Puede ser primaria, cuando no existe causa aparente, y secundaria, en cuyo caso está originada por inmovilización prolongada tras un traumatismo u otros trastornos inflamatorios que afecten a la articulación. La capsulitis adhesiva es un proceso de larga evolución que se produce con más frecuencia en pacientes de entre 40 y 70 años.
En general se utilizan en procesos inflamatorios localizados dolorosos, con el objetivo de aliviar el dolor de manera rápida, recuperar movilidad y acelerar el proceso curativo de: Inflamaciones articulares agudas o crónicas, tipo artrosis, artritis, capsulitis o bursitis Inflamación de tejidos blandos no infectados, tipo tenosinovitis, fascitis o neuritis de Morton Insuficiente respuesta terapéutica a tratamientos farmacológicos sistémicos.
Esguince agudo (una vez que la cicatriz está consolidada) Secuelas de esguinces Inestabilidad crónica Traumatismo muscular reciente Secuelas de lesiones musculares Cicatrices antiguas Lesiones tendinosas: Tenosinovitis y tendinitis Periartralgias, rigideces post-traumáticas por componente tejidos blandos - periarticulares Capsulitis y pericapsulitis Secuelas fascitis Entesitis (pubalgias) Fibromiositis Adherencias, cicatrices dolorosas, bridas, etc.
Enfermedades con los tejidos blandos, tales como tendinitis, capsulitis, torceduras de tobillo, torticolis, luxaciones (huesos que se salen de su sitio).
en los edemas de brazo tras extirpación mamaria) Edema del sistema nervioso (migrañas, dolores de cabeza, vértigo) Edemas postoperatorios y para mejorar la presentación de cicatrices Enfermedades crónicas de las vías respiratorias (rinitis, sinusitis, faringitis, amigdalitis...) Edemas de origen traumático: hematomas, luxaciones, distensiones musculares, desgarros musculares, siendo muy indicado para la recuperación de los deportistas Artritis, artrosis y afecciones de las partes blandas (capsulitis, tendinitis, etc.) Linfedema congénito ó adquirido Edemas en la menstruación Distonía neurovegetativa (nervios, ansiedad) Úlceras de decúbito Hematomas - Hipotensión arterial - Tiroidopatías - Algias pélvicas.
Los principales trastornos reumáticos reconocidos en la actualidad incluyen: Espondilitis anquilosante Dolor de espalda Bursitis/Tendinitis, (dolor de hombro, muñeca, bíceps, piernas, rodilla, el tobillo, el talón y la cadera). Capsulitis Dolor de cuello Artrosis Artritis psoriásica Fiebre reumática Artritis reumatoide Lupus eritematoso Arteritis de células gigantes y Polimialgia reumática Tenosinovitis Miositis A pesar de estos trastornos, probablemente tienen poco en común en cuanto a su epidemiología, sí comparten dos características: causar dolor crónico (aunque a menudo intermitente) el dolor, y que son difíciles de tratar.