cantueso

(redireccionado de cantuesos)

cantueso

s. m. BOTÁNICA Espliego, planta subarbustiva.

cantueso

 
m. bot. Planta perenne de la familia labiadas (Lavandula stoechas), con tallos derechos y hojas lineares. Flores de color morado dispuestas en inflorescencias.
Traducciones

cantueso

lavendel

cantueso

Lavendel

cantueso

lavender

cantueso

lavande

cantueso

ラベンダー

cantueso

薰衣草属
Ejemplos ?
Todo vivo, todo hermoso, todo ardiente y oloroso, todo abierto y fecundado: los perales del plantío, los cantuesos del baldío, las campánulas del prado...
Son desplazados por quejigares, alcornocales y robledales cuando el clima se hace más húmedo y suelos más profundos y frescos. En el encinar se turnan las jaras y jaguarzos con los romeros y cantuesos.
En estado natural, las encinas forman extensos y muy tupidos bosques junto con las demás especies típicas del bosque mediterráneo: jaras, cantuesos, madroños, brezos, durillos, cornicabras, retamas, y un largo etcétera según las zonas.
Se trata de formaciones adehesadas en las que aparecen abundantes cantuesos, torviscos retamas, espinos albares y jaras como matorral predominante, además de de pastizal sobre suelos arenosos.
Dependiendo de la ubicación dominan diferentes tipos, tales como vulnerarias en el istmo, jara estepa y Cistus parviflorus en las laderas noroccidentales de la colina oriental, cantuesos sobre antiguas terrazas y brezo que crece en lugares limpios.
En las zonas bajas y arcillosas aparece el acebuchal aclarado desde tiempos inmemoriales para dejar paso al pasto que alimentará el ganado típico de la zona, la vaca retinta. En las laderas, aparece el matorral mediterráneo, con jaras, brezos, cantuesos, torviscos y majuelos.
Muy degradado, formando masas discontinuas y con un cortejo florístico muy empobrecido se encuentra el encinar, que sin embargo presenta un extraordinario valor, como el situado en la solana de la Peña del Cuervo, donde junto a la encina aparecen el alcornoque y el madroño, como estrato arbóreo y en el arbustivo olivillas, madroños, retamas, escobones, tomillos, cantuesos, jaras, brezos.
Gran importancia adquieren los matorrales, bien sean de ericáceas, que se desarrollan en zonas que potencialmente corresponderían a rebollo y donde la especie más común es la quiruela, o de cistáceas, en las que domina la jara común y el romero, ocupando preferentemente zonas en las que las correspondería un encinar, junto a los de leguminosas donde destacan tres tipos: los escobonales de Cytisus scoparius o Cytisus striatus, los cambronales con Echinospartum lusitanicum más Cytisus multiflorus o Genista hystrix y los piornales a base de Cytisus multiflorus junto con Adenocarpus complicatus, cantuesos y tomillos.
En cuanto al matorral está formado en su mayor parte por escobas, zarzas, jaras, cantuesos, torviscos, ruscos, esparragueras, espinos albares, genistas floridas, durillos, madreselvas, brezos, tomillos, labiérnagos, mirtos, peonías, rosas silvestres, majuelos, etc.
La flora silvestre ha sido sustituida casi completamente por los cultivos agrícolas de secano. Las encinas han desaparecido por completo quedando apenas un matorral residual de aulagas y cantuesos.
La precipitación se reparte de lo largo del año siendo el máximo en invierno con 275 mm. La vegetación típica son encinas, alcornoques y matorral bajo donde predominan las jaras, retamas, escobas y cantuesos.
Contando con espacios protegidos como son las Zonas de Especial Protección para las Aves, flora como jaras y cantuesos, fauna como ciervos, jabalíes y zorros, o aves emblemáticas como águila-azor perdicera, el águila imperial ibérica, el águila real y la cigüeña negra, hacen que recorrer esta vía de aluviones silicios al norte y de bancos de pizarras al sur acompañados de rios y embalses sea algo más que el recuerdo de lo que nunca fue..