cantimplora

(redireccionado de cantimploras)

cantimplora

(Del cat. cantimplora < cantar + plorar, llorar, por el ruido del goteo.)
1. s. f. Recipiente de metal semejante a una garrafa pequeña, usado para enfriar el agua.
2. Recipiente semejante a una botella plana y forrada usado para llevar bebidas sumergió la cantimplora en la corriente.
3. Tubo doblado que sirve para sacar líquidos del recipiente que los contiene haciéndolos pasar por un punto superior a su nivel. sifón
4. Colomb. Recipiente para llevar la pólvora.
5. Guat. MEDICINA Bocio, aumento del volumen de la tiroides.

cantimplora

 
f. Sifón (tubo encorvado).
Vasija de metal, semejante a la garrafa.
Frasco aplanado para la bebida, revestido de cuero o paja.

cantimplora

(kantim'ploɾa)
sustantivo femenino
recipiente aplanado portátil para llevar bebidas cantimplora de agua
Traducciones

cantimplora

Feldflasche

cantimplora

cantine

cantimplora

столовая

cantimplora

kantine

cantimplora

cantina

cantimplora

مقصف

cantimplora

καντίνα

cantimplora

食堂

cantimplora

食堂

cantimplora

KANTINE

cantimplora

קנטינה

cantimplora

食堂

cantimplora

SF (para agua) → water bottle, canteen; (para licores) → hip flask (Téc) → syphon (Andes) → powder flask
¡cantimplora! (Andes) → not on your life!
Ejemplos ?
Un coronel en su informe especial escribió:: Muchos hombres enloquecieron y se arrastraban en la oscuridad absoluta armados con cuchillos, intentando matar gente para beber su sangre, o armados con cantimploras llenas de orina que balanceaban en la oscuridad.
El teniente inicialmente se negó, pero después accedió a condición de que le acompañara otro soldado. Cargando con las todas las cantimploras del fuerte toparon con unos rifeños habiendo avanzado 300 metros.
Aunque salir en medio del frío a servir a los otros era tremendo, de esta manera llenábamos con Roberto Maldonado (mi compañero de posición) tres cantimploras de mate cocido y las usábamos como bolsa de agua caliente – Así tomabamos algo calentito toda la mañana»”...
C., indicativas de un activo comercio exterior, un ánfora púnica ebusitana, e ibéricas, cerámicas ibéricas pintadas (bandas y círculos), especialmente urnas, lebes y platos, cerámicas grises y de cocina, así como recipientes tipo cantimploras y decantadores.
El bisabuelo, Pietro Guglielminetti, se había mudado hacia 1858 de Cravanzana a Turín, donde instaló una pequeña industria de objetos de madera que se llamó Fratelli Guglielminetti: fue allí donde, en torno a 1860, se fabricaron cantimploras de madera para el Ejército Real.
El fruto de estas excavaciones puede verse actualmente expuesto en el Museo Arqueológico Municipal de Cartagena, así como en el Museo Arqueológico de La Unión, una singular colección de útiles romanos de la minería, entre los que se encuentran piezas como:: Herramientas de hierro como martillos, picos, cuñas y campanas.: Escaleras y poleas de madera.: Espuertas, cantimploras y prendas de vestir - alpargatas, gorros, rodilleras, etc.- realizadas en esparto y fibra de palmito.
Durante la Campaña del Sur, en el desierto de Atacama, el problema angustioso de los combatientes, radicaba en la escasez del agua, tanto así, que tenían que llenar sus cantimploras, a veces, a mucha distancia de donde se encontraban.
En todo el mundo algunas variedades, las llamadas calabacillas, "de botija" o "de botella", se han empleado para el almacenamiento y transporte de líquidos como cantimploras.
Las primeras tienen el inconveniente de que se van "picando" e incluso llegan a inutilizarse si no se usan, además de que suelen dar al líquido que contiene el gusto de la pez que reviste interiormente el cuero. Más tarde, surgieron las cantimploras de vidrio, que preservaban mejor las propiedades de la bebida.
Entre los diseños de mediados del siglo XIX proliferaron las cantimploras metálicas (hojalata, acero inoxidable o aluminio), con tapón de rosca que con frecuencia estaba sujeto al recipiente con una cadenita, y disponían de un correaje para facilitar el transporte y evitar su extravío.
Entre las primeras cantimploras están las que se hacían con una calabaza a la que se practicaba un orificio de salida y se secaba al fuego.
Usualmente tiene asas u otro medio de sujeción para llevarla suspendida del hombro o de la cintura, así como un aislante térmico para mantener la temperatura fría de la bebida en tiempo caluroso, ya sea recubriendo el recipiente o con una cámara de aire. Algunos tipos de cantimploras llevan acoplada una taza, bien en su base o bien en su tapa.